• Y no sólo eso: si se les deja aparte no acudirán a la subasta de Cataluña Banc, de más difícil colocación.
  • El miércoles, el FROB entregó a la banca el cuaderno de ventas de NCG Banco.
  • En Economía hablan de chantaje y están dispuestos a entregar NCG a Guggenheim y trocear CX.
  • Y es que la marca CX se deprecia cada día que pasa.

Decíamos ayer que Antonio Carrascosa, director general del FROB, había levantado  ampollas con sus declaraciones sobre Novagalicia Banco (NCG) y Catalunya Banc (CX) con sus calendarios y condiciones. Pero no iba mal encaminado porque los bancos, una vez más, han endurecido su postura.

Ya no se hacen de rogar para acudir a las subastas, ahora exigen. Por de pronto, dan por hecho la modificación de la normativa sobre créditos fiscales pero, además, exigen un Esquema de Protección De Activos (EPA), a pesar de que esta posibilidad fue negada por el propio ministro, Luis de Guindos. En Economía hablan de chantaje porque, además, los bancos aseguran que si no hay esquema de protección de activos (EPA), no sólo no acudirán al banco gallego sino que ni se plantearán acudir a Catalunya Bank (CX).

Eso lo pone todo más difícil porque los bancos, especialmente los tres grandes -Santander, BBVA y Caixabank- buscan primero las ayudas publicas y luego la red puesta a la venta, lo cierto es que NCG Banco tiene atractivo tras el saneamiento de José María Castellano, pero la marca Catalunya Bank (CX) se deprecia cada día que pasa.  

Además, si el gobierno optara por venderle NCG Banco a los fondos norteamericanos, coordinado por Guggenheim, al que los banqueros españoles califican como fondo buitre, entonces la tercera subasta de CX quedaría vacía... o habría que inyectar más fondos públicos.

Eso sí, al ministro De Guindos le queda la opción de entregarle NCG a los bancos y luego trocear y repartir la red de Catalunya Bank. Y aún así...

Eulogio López

[email protected]