• "El comandante de una aeronave no puede estar supeditado a un superior por motivos económicos cuando hablamos de temas de seguridad", señala el secretario del Sepla, en alusión al repostaje de combustible.
  • "Los pilotos son autónomos y pueden ser fácilmente despedidos, en esas condiciones no es fácil trabajar… Deben poder decir 'basta' libremente".
  • Sobre el accidente de Spanair: "Después de cuatro años se puede volver a repetir algo exactamente igual".
  • Por cierto, la Audiencia Nacional acaba de archivar el sumario de dicho accidente.
  • Dicho de otra forma, ha rechazado el recurso de los familiares de las víctimas.
  • Ryanair ha logrado algo insólito: la unión entre Facua y Sepla, que han creado un protocolo de actuación conjunto para luchar por la seguridad aérea.
  • Facua: "No basta con poner multas de cuatro ceros. Hay que ponerlas de ocho ceros".
  • Según la organización de consumidores, O' Leary está ejerciendo el chantaje, pese a ser Low cost, entre otras cosas, gracias "a nuestros impuestos".

Tanto el Sindicato Español de Pilotos (Sepla), como Facua-Consumidores en Acción han sido amenazados por Ryanair con llevarlos a los tribunales por las denuncias que han efectuado sobre sus actuaciones. Ahora, las dos entidades se han unido -por cierto, algo insólito- para establecer protocolos de actuación común de cara a proteger, reforzar y garantizar las seguridad aérea. La rueda de prensa conjunta tenía lugar este miércoles, el mismo día que la Audiencia Nacional archivaba el sumario de Spanair y culpaba a los pilotos sin tener en cuenta las peticiones de los familiares de las víctimas.

El secretario del Sepla, José María Iscar, ha señalado que "cuatro años después del accidente se puede repetir algo exactamente igual". Iscar, que como el resto de sus compañeros está muy molesto por la filtración de la grabación de la caja negra del avión accidentado, afirma que hubo un cúmulo de circunstancias que provocaron el accidente, y que no ocurrió por una única causa -el piloto-, sino que abarca  multitud de barreras, "desde los sistemas del fabricante" hasta "el tipo de alarma que tenía que haber sido instalada y no se instaló". Según Iscar,  cuatro años después del accidente, "estamos en condiciones de decir públicamente que no hemos aprendido nada".

En la rueda de prensa celebrada en Madrid, el presidente de Sepla, Javier Martínez,  ha dicho que la que la unión con la organización de consumidores Facua "pretende defender la seguridad de usuarios y pilotos", tras los incidentes registrados por la compañía irlandesa Ryanair en las últimas semanas: los tres may days de Valencia, las garrapatas, los aviones denunciados por Facua, y el abuso en los aterrizajes tanto de prioridad como de emergencia, en detrimento de otras compañías y con el consiguiente perjuicio ocasionado a los viajeros.

José María Iscar no es sólo secretario del Sepla sino también piloto en una línea que no es de low cost, y  reclama una actuación contundente por parte del Ministerio de Fomento y al resto de autoridades competentes en materia de seguridad aérea, porque  "en mis 14.000 horas de vuelo he tenido sólo dos inspecciones y ninguna de calidad". Su situación laboral no es comparable a la de los pilotos de Ryanair: "Son autónomos, y pueden ser despedidos fácilmente si, tomando una decisión en aras de garantizar la seguridad del vuelo, ésta va en contra de los intereses económicos de la empresa", ha afirmado en alusión a la discrecionalidad del piloto de repostar más combustible "cuando las condiciones meteorológicas, por ejemplo, son adversas". La ley establece un mínimo, pero la última decisión la tiene el comandante. A mayor combustible en el avión, mayor coste para la compañía. También ha alertado Iscar del peligro que supone la nueva legislación que regulará los tiempos de descanso de los pilotos, que al reducirlos sin tener en cuenta la fatiga, puede ir en detrimento de la seguridad aérea. 

Rubén Sánchez, portavoz de Facua, reclama "multas de ocho ceros y no de cuatro", en vista de que Ryanair, elegida por siete de cada diez consumidores que la han votado en una encuesta  como líder en abusos, persiste en su actitud y se permite ejercer "el chantaje" cuando amenaza con retirar los vuelos a una provincia o a una comunidad autónoma a la que somete con el caramelo "de llevar más turistas", y "es la que más subvenciones recibe", pese a que los pilotos "tributan en Irlanda…y el low cost es posible gracias a nuestros impuestos". 

El sindicato de pilotos y la organización de consumidores solicitarán cambios en la Ley de Seguridad Aérea para favorecer la independencia del comandante de vuelo, exigirán un mayor número de inspecciones a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), y promoveran la concienciación sobre los peligros de la fatiga en las tripulaciones aéreas, para que las leyes se ajusten a los dictámenes científicos de prevención del cansancio.

También pretenden alertar sobre la necesidad de aumentar la seguridad de los trabajos aéreos, como la extinción de incendios, el salvamento marítimo o el transporte de servicios medicalizados. Su prioridad fundamental en estos momentos es aumentar los controles de las administraciones para garantizar la transparencia ante incidentes de relevancia como los que están ocurriendo.

Sara Olivo
[email protected]