Es la viva imagen de un país en decadencia, mejor, en consunción. Nos anuncian que en breve habrá más fallecimientos que nacimientos, más muertos que recién nacidos. Los españoles comenzamos a ser una especie en peligro de extinción.

Este sí que es el mayor problema institucional, económico y social. También económico, porque un país de ancianos está condenado a la quiebra económica.

¿Se planeará de una vez por todas el Gobierno Rajoy el salario maternal, es decir, una renta pública para las parejas que decidan tener hijos Porque es de justicia. Si algo necesita España hoy es mejorar su natalidad y rejuvenecer su población.

Por ahora, en materia de ayudas a la natalidad y a la familia, el Gobierno Rajoy está por detrás del Gobierno Zapatero. Al menos, Zapatero impulso el cheque bebé, o 2.500 euros por nacimiento. Se quedó ahí, que es poco.

Eulogio López

[email protected]