• Soraya Sáenz de Santamaría asegura que envió a la presentación del sesudo libro a uno de sus secretarios de Estado.
  • Lo peor para Rajoy es que Aznar sí plantea una alternativa: la de la derecha progre.
  • Nace el Patrimonio cultural inmaterial. En principio, nada que ver con los toros.
  • Guindos insiste en que habrá incompatibilidades entre cajas y bancos.
  • Reducción de trámites burocráticos a las empresas. Especialmente, el peñazo ecologista.
  • Más vigilancia a la parafarmacia.

No dio para mucho el Consejo de Ministros del 8 de noviembre, víspera de La Almudena. En la atmósfera flotaba el espectro del ex presidente José María Aznar, quien cualquier día va a crear un partido de oposición al PP de Mariano Rajoy, su sucesor… a quien le nombró sucesor.

Ya saben, a don José María no le agrada nada la política de Rajoy (a mí tampoco), aunque yo tengo algunos desacuerdos más con don Mariano y con don José María. Por ejemplo, que ambos han traicionado los principios de eso que antes llamábamos humanismo cristiano. Por ejemplo, han traicionado el derecho a la vida, lo que con más coraje hay que defender.

En cualquier caso, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen, junto a Luis de Guindos), salió del paso como pudo. La primera en la frente: ella no fue a la presentación porque tenía que preparar el Consejo de Ministros pero conste que envió a su secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes. El asunto empezaba a tomar tonos de vodevil.

Ahora bien, Aznar cabrea tanto a Rajoy porque plantea una alternativa, lo que no hace Rubalcaba que sólo dice tontunas. Una alternativa de derecha progre, donde sobran los principios cristianos que un día, ya tan lejano, mantuvo el PP. Progre, pero alternativa. Por ejemplo. Dice que hay que bajar los impuestos, no subirlos. Por ejemplo, dice que frente el nacionalismo catalán hay que avanzar, no pactar (en esto no estoy de acurdo). Que España debe tener peso en Europa y en el mundo, que…

Conjunto de propuestas buenas y regulares, pero una alternativa al espíritu ñoño y fondón de don Mariano. Por eso molestan tanto en Moncloa.

Por lo demás, un Consejo de Minsitros de trámite: Proyecto de ley de Patrimonio Cultural Inmaterial. Los intangibles de altura, por decir algo: tradiciones, fiestas, et. ¿Los toros No, la Fiesta está protegida por una normativa específica.

Otra medida de grandísimo alcance: los niños tendrán que renovar el carné de identidad cada dos años, porque crecen y no hay quien los identifique. 'Groseen chorradem': ¿para qué quieres identificar a un niño ¿Para qué quiere un niño tener DNI

Normativa contra la parafarmacia, sobre todo por Internet. Pues no está mal pero no sabemos nada de ellos.

Más importante es el Plan de racionalización normativa, que significa reducir el número de normas que afectan a las empresas, especialmente cuando la misma norma sobre la misma cuestión la exigen la Administración General del Estado (AGE) y las comunidades autónomas. Según Guindos, son 2.700 normas que pueden diluirse, sobre todo de medio ambiente, ya saben, el peñazo ecologista.

Pero lo realmente importante de este Consejo anodino, no lo duden, era Aznar.

Y por cierto, Guindos insiste en que se mantienen las incompatibilidades para ser consejero de cajas y consejero del banco resultante de las cajas de ahorros. Veremos quién gana.

Eulogio López

[email protected]