Sus agencias controlan a periodistas, blogueros y otros proveedores de información igual que las de China, Rusia, Irán o Bahréin, según Reporteros sin Fronteras

 

 

El informe 'Enemigos de Internet', que Reporteros Sin Fronteras (RSF) publica cada 12 de marzo en el Día Mundial contra la censura en Internet, se centra este 2014 en los organismos gubernamentales y las agencias que implementan la censura y vigilancia online.
Como explica RSF, estos organismos -entre los que se cuentan la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán, el Centro Científico y la Agencia de Información Tecnológica de Corea del Norte, el Ministerio de Información y Comunicaciones de Vietnam, y la Oficina Estatal de Información de Internet de de China- han usado la excusa de la defensa de la seguridad nacional como pivote para ir mucho más allá de su misión original con el fin de y censurar a periodistas, blogueros y otros proveedores de información.
Pero lo significativo del informe es que tres de las entidades a las que Reporteros Sin Fronteras ha dado el título de 'Enemigos de Internet' se encuentran en democracias que tradicionalmente se han jactado de defender la libertad de expresión y el libre flujo de información. La NSA –Agencia de Seguridad Nacional, por sus siglas en inglés- en Estados Unidos, el GCHQ - Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno- en el Reino Unido y el Centro de Desarrollo Telemático de la India no son mejores que sus homólogos de China, Rusia, Irán o Bahréin.
La información online no podría ser espiada ni controlada sin la ayuda de las empresas del sector privado. En el informe 'Enemigos de Internet' de 2013, Reporteros Sin Fronteras señala a los mercenarios de Internet, las compañías que ponen sus conocimientos al servicio de los regímenes autoritarios a cambio de sumas de dinero a menudo colosales.
Andrés Velázquez
[email protected]