Sr. Director:
No paro de oír en radio a tertulianos indignados con el tratamiento fiscal de las sicavs. Me da siempre la impresión de que no saben de qué hablan.

Al margen de que crean empleo en las gestoras, los departamentos de operaciones de los bancos, los auditores, los contables, las bolsas, los analistas, brokers, los informáticos de todas esas empresas y desincentivan que esos capitales se busquen otro destino (por ejemplo, es legal montar una sicav en Luxemburgo y no están tan perseguidas "socialmente" y son más "discretas"), no tratan el ahorro de una forma mejor que la que consigue un fulano sin sicav vía fondos de inversión.

El titular de un fondo de inversión de bolsa puede venderlo sin pagar un duro de impuestos mediante traspaso exento a un fondo de deuda a corto plazo del mercado monetario. No pagará nada de impuestos. Tampoco pagará impuestos anualmente sobre el beneficio que va obteniendo. Sólo pagará el 18% de la plusvalía cuando realice el beneficio vendiendo (y no traspasando) el fondo de renta variable que le haya dado beneficio.

El accionista de una sicav puede estar en bolsa y puede pasarse a renta fija a corto plazo también sin pagar nada. Al igual que el partícipe de un fondo de inversión. Pero el accionista de la sicav ha de pagar, sin haber recuperado nada de su inversión, un 1% del beneficio obtenido en el año (estos impuestos NO los paga un particular nunca en ningún caso) en la SICAV como impuesto de sociedades. 

A la hora de vender, el accionista de la sicav paga un 18% de la plusvalía obtenida. Al igual que el que vende un fondo de inversión tras haber hecho todos los traspasos que haya querido y que están exentos de tributación.  Exactamente los mismos impuestos.

En realidad, por lo tanto, el accionista de la sicav está peor tratado fiscalmente que el que invierte vía fondos de inversión. A ver si nos enteramos. No hay mucho rigor en la radio ni entre muchos tertulianos que se ponen a hablar sin informarse seriamente antes. Ni en la prensa; ni entre los políticos.

Dejemos en paz al capital, que como se vaya de España legalmente por ejemplo a Luxemburgo, lo único que va a hacer es provocar más paro en la banca, la bolsa, los analistas, los administrativos, los contables, los auditores, las gestoras e indirectamente en los bares, restaurantes, hoteles, alquiler de oficinas (harán falta menos metros cuadrados al haber menos empleados), etc., etc. Y cuando eso pase, nos lamentaremos de haberle "echado" y trataremos de inventarnos algo para que vuelvan y creen empleo nuevamente.

No soy rico, pero estoy agradecido a los que lo son y de forma directa o indirecta, crean empleo. 

Pedro O. Pina

[email protected]