• Y las feministas le desprecian.
  • El ministro portavoz cae en un trabalenguas para 'visibilizar' un PP feminista, por la "transversalidad".
  • Cataluña: Sánchez (Jordi) no podrá acudir al pleno. Lógico, pero seguimos varados.
  • Plan de vivienda: el Gobierno promueve el alquiler en contra de la propiedad, que es lo español.
  • La Comisión Europea certifica: la economía española va mejor que la economía de los españoles.
Consejo de Ministros del viernes 9. Y a este paso, vamos a tener que irnos a las dos crónicas semanales: la de Madrid y la del Consejo del 155 que desde Barcelona lleva Enric Millo. Y es que el juez, Pablo Llarena, acaba de decirle a Sánchez (Jordi, no Pedro) que no puede presidir Cataluña desde el trullo. ¡Qué raros son estos jueces! Y no lo duden: el siguiente candidato será Oriol Junqueras, o Jordi Cuixart o Anna Gabriel… cualquiera que no puede ser admitido, para seguir fastidiando al alimón. La verdad es que el ministro portavoz, ilustrísimo Íñigo Méndez de Vigo, que no Gómez de Lugo, lleva el tema catalán a su anchas. Se mueve como pez en el agua, sin resistencia, y este viernes nos ha comunicado a todos los periodistas presentes en Moncloa que los de la CUP y demás compañeros mártires son "la épica de la fonética". La verdad, don Íñigo se le da mejor la épica que la ética. Porque claro, hasta los periodistas podemos cansarnos de Cataluña y dedicarnos a actividades aún más pelmas, como el feminismo. Hasta 4 de los presentes ejercieron el viernes, en la sala de prensa de Moncloa, más de feministas que de periodistas. Y el problema es que el feminismo es una gran mentira. Les resumo la situación: El PP se hace feminista o, al menos, lo pretende. Entonces las feministas le desprecian. Es cuando Méndez de Vigo, al igual que horas antes Mariano Rajoy, incurre en un trabalenguas para 'visibilizar' un PP feminista, por aquello de la "transversalidad". Patético, porque no se debe acariciar la cabeza de la serpiente. A ver, el PP intenta abrir la puerta del feminismo, éste se niega y le desprecia por machista. El PP insiste en solicitar su limosna… que le será otorgada el día en que toda la hipocresía feminista, que ahora nos parece ganadora, se diluye como un azucarillo y se queda en nada. Nada hay más ridículo que un partido político, el PP, infiel a sus principios cristianos, mientras mendiga la entrada en predios que no son suyos. Por ejemplo, en el predio de la mentira feminista, la de las movilizaciones históricas (¿A que no?), de la transversalidad (¡Venga ya! Si sólo se manifestaban las mujeres progres y de izquierdas). De Vigo habla de España como un movidón, porque quiere "sensibilizar a los españoles sobre los problemas de las mujeres". Y oiga, hablamos de un movimiento transversal. Vamos, que no sabemos en qué, pero estamos en ello. Insisto: patético. Pero hasta en medio de todas estas chorradas, me quedo con el dato: seis de cada 10 emprendedores son mujeres. Es decir, que volvemos al trabajo preindustrial (menos mal). Es decir, cuando ni el hombre ni la mujer trabajaban fuera de casa sino dentro, porque la unidad económica era la familia. Ahí sí había conciliación pero la modernidad lo estropeó todo. En cualquier caso, seguro que esas seis emprendedoras no estuvieron en la manifestación sino cuidando de su familia y de su propiedad privada. Méndez de Vigo habla del nuevo titular de Economía, Román Escolano, quien ahora resulta que hizo el Plan Juncker y, para España, el programa de pago a proveedores y la ONU, mientras nos anuncia otro logro feminista que será sustituido en el BEI, no por una española, sino por una mujer, que es lo importante: la actual directora general del Tesoro, Emma Navarro. ¿Presupuestos 2018? Seguiremos negociando. Los judíos sefardíes podrán recuperar la nacionalidad española: fueron expulsados injustamente a partir de 1492. A ver, Gómez de Lugo: sobra lo de "injustamente". Deja de hacerte el progre y el feministo. Interconexión gasista con Francia: recibir gas de Francia. ¿Y vender gas a Francia? Tercer tubo a través del Pirineo oriental. Plan estatal de vivienda (2018-2021). Habla el tocayo, titular de Fomento. El objetivo principal es convertir España, no en un conjunto de propietarios, como siempre ha sido, sino de arrendatarios. El segundo, la rehabilitación de edificios antiguos urbanos. Alquiler: se subvenciona al arrendatario y ahora, también al arrendador. Eso va a herir la columna vertebral de la sociedad española. Para el español, la clave es la vivienda en propiedad. De hecho, el alquiler se subvenciona pero a la familia numerosa sólo se le amplía el límite, ya de por sí bajísimo, para acceder a una vivienda de protección oficial. Total, para el cuatrienio, 1.443 millones de euros. Pero este país no es de alquiler, sino de propiedad. Y así debe seguir siendo. Otrosí. La Comisión Europea certifica: la economía española va mejor que la economía de los españoles. Mejora la macro pero aumentan las diferencias entre ricos y pobres y el futuro de las pensiones condiciona el futuro de España. En cualquier caso, Mariano, no es una tontería eso de que la economía puede ir bien y las economías particulares no tan bien. Eulogio López [email protected]