• Son los primeros resultados con Fernández Verdes como Ceo, por fin, y a la espera de la contraopa de Hochtief sobre Abertis.
  • Además, llegan después de que una de sus filiales, Cobra, fuera la gran triunfadora en la subasta de renovables: se llevó 1.550 MW.
  • La compañía de Florentino Pérez se desapalanca: la deuda neta se sitúa en 1.654 millones y baja un 74% en los últimos cuatro años.
  • Y ¡Oh capitán, mi capitán! sonríe, además gana 416 millones de euros hasta junio, un 7,2% más.
  • Gracias en gran parte a la mejora en Construcción, donde el beneficio crece un 25% por Hochtief y sus filiales (entre ellas, Cimic). O sea, por Marcelino, el eterno sucesor.
Como puede verse en los resultados semestrales presentados a mediodía del viernes, ACS ha reducido la deuda -su gran problema- un 56%. Pero ojo, a la bolsa no le han gustado las cifras ni tampoco el hecho de que vaya a volver a ser 'verde': las acciones han caído casi un 2%. Se trata con los primeros resultados con Marcelino Fernández Verdes como Ceo, por fin, tras ser nombrado en mayo, pero no será ratificado hasta la Junta de 2018, y ahora está pluriempleado. Asimismo, las cifras llegan en un contexto especial porque estamos a la espera de que ACS, a través de su filial alemana Hochtief, lance una contraopa sobre Abertis. Y por si esto no fuera bastante, hace unos días que una de sus filiales, Cobra, ha sido la gran triunfadora de la última subasta de renovables del Gobierno. Y es que se llevó 1.550 MW de un total de 5.037 MW. Lo más positivo de las cuentas ha sido que la compañía que preside Florentino Pérez (en la imagen) ha continuado desapalancándose. En concreto, la deuda neta se ha situado en 1.654 millones, tras bajar un 56%, y ya acumula una reducción del 74% en los últimos cuatro años. Y claro, ¡Oh capitán, mi capitán! sonríe, además ha ganado 416 millones de euros hasta junio, un 7,2% más. Eso sí, el incremento habría sido del 19% sin contar la contribución de Urbaser en 2016, la cual el pasado diciembre se vendió a unos chinos. El mayor beneficio se ha debido en gran parte, a la mejora en Construcción, que ha ganado 196 millones ( 25) por Hochtief y sus filiales (entre ellas, Cimic). O sea, por el buen quehacer de Marcelino, el eterno sucesor (¡Oh capitán, mi capitán! tiene ya 70 años), que han contribuido en un 35%. Y además, las ventas han ascendido a 17.386 millones ( 12%), por la buena evolución de la producción en Construcción. Cristina Martín [email protected]