• El ministro de Interior de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, anuncia la investigación del crimen.
  • La muerte de Robert Serra no frena a la oposición, que volverá a ocupar las calles este sábado para rechazar la "persecución política".
  • Y también denunciará la crisis sanitaria, el desabastecimiento, la carestía de los productos básicos y la "judicialización" de sus peticiones sindicales. 
Una de las lacras que asolan a Venezuela es la violencia en sus calles. Una violencia que incluso se cobra víctimas políticas. Es lo último que ha acaecido en el país hispanoamericano, con el asesinato a tiros de Robert Serra (en la imagen), un diputado chavista -o sea, del partido del presidente Nicolás Maduro, Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)-.

El ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres, informó: "Robert Serra fue hallado muerto en su residencia en La Pastora (en Caracas) junto a su compañera", dijo el funcionario, que anunció una "investigación exhaustiva". "No queremos dar ningún adelanto sobre el móvil del suceso hasta tanto no avancemos en las investigaciones y podamos dar detalles de los hechos", agregó.

Es decir, que todavía no se sabe si ha habido un móvil político. Porque la política en Venezuela está muy revuelta desde febrero de este año, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Protestas que parece que quieren reiniciarse. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal bloque opositor de Venezuela, ha convocado una marcha para este sábado -bajo el lema "Pa' la calle"- con el objetivo de denunciar la "persecución política" que se vive en el país, la crisis sanitaria, el desabastecimiento, la carestía de los productos básicos y la "judicialización" de sus reclamos sindicales.

Estas declaraciones llegan sólo un día después de que el presidente Maduro asegurase que la batalla contra la 'guarimba' (grupos de delincuencia callejera), iniciada el pasado mes de febrero y liderada -según denuncia el mandatario- por el líder del partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, está "superada".

Pero recordemos que López está siendo juzgado por los supuestos delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir, por los que podría ser condenado a hasta diez años de cárcel.

Las autoridades venezolanas consideran que López es el "autor intelectual" de estos disturbios, que marcaron el inicio de la crisis en el país sudamericano -que se ha saldado con 42 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos-, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.

Pero lo cierto es que la represión, la persecución política y los atentados contra los derechos humanos son habituales métodos del 'chavismo'.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]