• El jugador tendrá que declarar el 17 de septiembre con la liga ya comenzada.
  • No se descarta que más personalidades conocidas sean investigadas.
  • Recientemente, el abogado del Estado pedía 3 años de cárcel para Ana Torroja, pero la noticia apenas tuvo repercusión en comparación con la querella contra el futbolista blaugrana.
  • La investigación podría ampliarse a más ejercicios.
La juez de Gavá ha imputado a Leo Messi y a su padre, Jorge Messi. Ha admitido finalmente a trámite la querella que la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona presentara por tres delitos contra la Hacienda Pública y por haber defraudado, presuntamente, más de cuatro millones de euros en las declaraciones de la renta de las Personas Físicas, correspondientes a los ejercicios de 2007, 2008 y 2009.

Tanto el jugador, Leo Messi, como su progenitor, Jorge Messi,  han sido citados a declarar en calidad de imputados el próximo martes 17 de septiembre.

La investigación de la Fiscalía sostiene  que la supuesta estrategia de Messi, ideada por su padre, consistía en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales -Belice y Uruguay- y, paralelamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicio con otras ubicadas en jurisdicciones de conveniencia, como Reino Unido y Suiza. Durante los años objeto de la investigación, Messi realizó campañas de imagen para el FC Barcelona, el Banco Sabadell, Danone, Adidas, Pepsi-Cola, Telefónica y Kuwait Food Company, entre otras.

La noticia de la solicitud por parte de la abogacía del Estado de tres años de cárcel para Ana Torroja por defraudar, presuntamente, un millón de euros, apenas tuvo difusión si se compara con el caso del futbolista, quien, en la liga del famoseo, juega, literalmente, en primera. La noticia abría los informativos de algunas televisiones y al jugador, que recientemente defendió su inocencia, le ha pillado en Argentina, donde se encuentra de vacaciones.

Sara Olivo
[email protected]