Quiere repercutir en los usuarios el dinero que dejará de percibir de los presupuestos por ofrecer servicios públicos

RENFE necesita de más recursos después de que el  Gobierno no incluya en los Presupuestos de 2012 el importe que tiene que pagar a la compañía ferroviaria por su encomienda de prestar servicios públicos en nombre del Estado.



RENFE ha pedido al Ejecutivo un aumento de las tarifas en los dos tipos de transporte que tienen consideración de carácter servicio público: Media Distancia y Cercanías. Ha solicitado poder repercutir en los usuarios un 10,9%. Nos encontramosante el mayor incremento de precios del último lustro, que multiplicaría por seis el IPC actual, del 1,9. La subida entraría en vigor a partir del día primero de mayo. En concreto, a partir de esta fecha el billete sencillo de Cercanías sube un 11,69%, mientras que el abono multiviaje lo haría en un 9,39%, lo que sitúaría el incremento medio en un 10,9%.



En el caso de la Media Distancia, el encarecimiento del billete sencillo es del 12,85%, y el que permite realizar varios trayectos, del 5,74%.



El servicio de Cercanías, y el de Media Distancia son los que más viajeros transportan. Cercanías opera en doce núcleos de población y reunió el año pasado a 412,6 millones de pasajeros, un 3% más que en 2010. Por su parte Media Distancia transportó a 32,5 millones de usuarios.  



Los incrementos de tarifa solicitados por la empresa fueron analizados este miércoles en una reunión de la Comisión Nacional del Transporte Terrestre. Será la  Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos quien decidirá este jueves sobre la subida de precios demandada por RENFE.



Andrés Velázquez



andré[email protected]