• Tal y como adelantara Hispanidad, el sobrino de Isidoro Álvarez es nombrado consejero director general del grupo y se certifica como el futuro presidente ejecutivo.
  • En su último año fiscal, la compañía ganó un 18,3% menos, hasta los 171,5 millones de de euros.
  • Y la cifra de negocios se situó en 14.552,4 millones, esto es, un 7,7% menos que el ejercicio anterior.
  • El Ebitda fue un 11% inferior mientras que el Ebit creció un 2,5%.
  • El negocio financiero se convirtió en el segundo que más beneficios aportó al grupo desbancando al negocio de los hipermercados.
  • Todo esto sin olvidar otra novedad del grupo: el endeudamiento.

Hace unos años, en una reunión con periodistas, alguien preguntó a Isidoro Álvarez por su sucesión. La respuesta del presidente de El Corte Inglés no daba lugar a dudas: "En El Corte Inglés la sucesión llega cuando se muere el presidente". Es lo que sucedió en 1989, tras el fallecimiento de su tío, Ramón Areces.

Este domingo la junta general de accionistas ha nombrado, tal y como adelantara Hispanidad, a Dimas Gimeno Álvarez (en la imagen), consejero y director general del grupo. De acuerdo, no ha sido nombrado presidente todavía, pero está claro quién será el sucesor de Isidoro. Y lo es de manera oficial, algo inédito en la compañía.

Los retos que afronta no son sencillos. Para empezar, en su último año fiscal -entre marzo de 2012 a febrero de 2013- el beneficio neto del grupo cayó un 18,32%, hasta los 171,5 millones de euros. La cifra de negocios alcanzó los 14.552,4 millones, lo que significa que descendió un 7,7% respecto a los obtenidos el ejercicio anterior.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 734,88 millones de euros, un 11,06% inferior, pero el resultado de explotación (Ebit) aumentó un 2,5%, hasta los 336,4 millones de euros.

Una consecuencia de la crisis: el negocio financiero del grupo fue el que más subió (44%) y el segundo que más ganancias aportó al grupo, desbancando al de hipermercados que cayó a la novena posición dentro del grupo: sus beneficios no pasaron de 4,5 millones de euros. Y es que las ventas de Hipercor descendieron un 11,7%.

En cualquier caso, los ingresos del grupo se siguen sustentando en las tres áreas tradicionales: los grandes almacenes, los hipermercados Hipercor y la agencia de viajes El Corte Inglés. Entre las tres aportan el 87% de los ingresos totales.

Pero la gran novedad del ejercicio que termina y de este que ha comenzado es el endeudamiento del grupo que asciende, según la empresa, a 5.000 millones de euros. Si bien es cierto que la compañía ha logrado refinanciar el 76% de su deuda (3.800 millones) a ocho años, también lo es el hecho de que se ha disparado el coste de dicha deuda

Pablo Ferrer

[email protected]