• El INE actualiza a la baja la serie contable 2009-2012.
  • Como explicó Hispanidad, Rajoy se verá obligado a tocar las pensiones, la sanidad y el subsidio de paro.
La economía española cayó el 1,6 % del PIB en 2012 y no el 1,4 % anunciado, como consecuencia de la menor aportación de la demanda nacional (de una caída de 3,9 puntos a 4,1), según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE) con la publicación de la actualización de la serie contable 2009-2012 por parte de este organismo a partir de cálculos estadísticos ya definitivos y no estimaciones.

Además, el crecimiento del 0,4% del PIB de 2011 se ha modificado a la baja hasta el 0,1 %, mientras que el decrecimiento de 2010 se ha pasado del 0,3% al 0,2% y el descenso de 2009 se ha situado en el 3,8% frente al 3,7% original.

A todo ello ha contribuido, por ejemplo, que las exportaciones en 2012 fueron ligeramente menores de lo estimado: se ha revisado su crecimiento casi un punto a la baja, desde 3,1% hasta el 2,1%. Además, la caída del gasto de los hogares "ha sido mayor de la que se estimó en el mes de febrero pasado, siendo del –2,8% en lugar del –2,1%". Algo similar ha ocurrido con el gasto de las Administraciones Públicas: que registró un –4,8% en lugar del –3,7%.

¿Qué consecuencias prácticas tiene esto para el Gobierno Cabe suponer que si los presupuestos para el año 2013 se elaboraron teniendo en cuenta las cifras anteriores, esas dos décimas de más deberán ser compensadas de alguna manera.

Así que los problemas económicos a Rajoy (en la imagen) se le acumulan y, como explicamos, se verá obligado a tocar las pensiones, la sanidad y el subsidio de paro por lo que nos espera un otoño caliente.

Andrés Velázquez

[email protected]