Alemania es una de las naciones que más en serio se han tomado el aprieto causado por el temblor de tierra y posterior tsunami en Japón.

 

El canal privado ProSieben, que tiene la propiedad de «Los Simpson», ha eliminado las burlas de la serie, a propósito de la central nuclear en la que trajina Homer. Austria y Suiza se han adelantado para tomar medidas, según informa «The Hollywood Reporter».

En el caso de «Los Simpson», la central regida por el astuto señor Burns es objeto continuo de sátiras, que algunos programadores europeos piensan que son «inapropiadas». Así, según informa el prestigioso rotativo «Tagesspiegel», los países europeos Alemania, Austria y Suiza, eliminarán de la serie cualquier referencia nuclear.

Asimismo, la televisión austriaca ORF ha rechazado dos capítulos enteros de su programación, el titulado «Marge tiene trabajo», en el que Marie y Pierre Curie agonizan envenenados por la radiación y el titulado «Un día en el que no puedo ver a mi hermana», en el que los protagonistas se burlan sobre una crisis nuclear.

La televisión estatal helvética SF también ha resuelto concluir la cuestión excluyendo, de su programación, cualquier capítulo, de la familia amarilla, que se refiera a la seguridad atómica.

Un representante de la empresa no determinó las razones que han llevado a esta determinación, aunque aseveró que se resolverá «caso por caso». «Si en un capítulo explotase la central, por ejemplo, seguramente sería inoportuna su emisión», afirmó al diario germano «Taz».

"Los Simpson" son un clásico en todas las parrillas de los canales de televisión de todo el universo, siempre logra alzados índices de audiencia, por más veces que se renueven sus capítulos. A pesar del gran éxito de audiencia se debe tener en cuenta que "los Simpson" no observan en alguno de sus capítulos el respeto a los derechos del niño y a la dignidad humana. Habría que plantear a las autoridades competentes que se prohibiera su emisión en los horarios infantiles. (Fuente: ABC)

Clemente Ferrer

[email protected]