El partido de Cayo Lara cumple su palabra y se abstiene en la votación, desobedeciendo a la dirección del partido

José Antonio Monago se convertirá en el sucesor de Guillermo Fernández-Vara.

Finalmente los diputados extremeños de IU han cumplido su palabra y no han cedido a las presiones de la dirección del partido, de manera que han permitido con su abstención, que el popular José Antonio Monago pueda ser elegido presidente el jueves con la mayoría simple de los votos.

Sin embargo, el portavoz del partido, ha avisado que su abstención no es un cheque en blanco y que su partido realizará una oposición "exigente, firme y responsable". Y en el discurso en el debate de investidura, ha querido dejar claro tanto a PP como a PSOE que al primero no le da nada, y al segundo, que no le quita nada. Y es que a Monago, "hay más personas en esta región que no le han votado, que las que le han dado su apoyo", y a Fernández-Vara, "el voto en contra se lo dieron los ciudadanos el pasado 22 de mayo".

Tras la votación, José Antonio Monago ha fijado para dentro de dos días una nueva sesión plenaria en la que, si nada cambia, se convertirá en el primer presidente de la comunidad extremeña no perteneciente al PSOE, ya que desde el año 1983 gobernaba este partido. El nuevo presidente extremeño ha insistido a lo largo de su discurso que su estilo político se basará en el "sentido común", y al margen de las divisiones ideológicas que generalmente dividen a la derecha y a la izquierda.

Juan María Piñero

[email protected]