La aerolínea, tras el acuerdo con el SEPLA consigue un pre-acuerdo con los TCP

La dirección de Iberia ha logrado un acuerdo con los pilotos del SEPLA y en la mañana del martes conseguía el pre-acuerdo con los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP).

Es decir, falta el acuerdo con el personal de tierra, que, en principio, era el colectivo más fácil para lograr un entendimiento. El ambiente es optimista. La verdad es que tras firmar con los pilotos, siempre los más renuentes, el acuerdo final se ve próximo.

Eso sí, la desconfianza continúa, y buena prueba de ello es que la dirección de Iberia, que lidera el presidente Luis Gallego, no tiene intención de atender los requerimientos, públicamente expresados, de Justo Peral, el hombre del SEPLA, para cerrar Iberia Express, la filial de bajos costes que provocó el mayor enfrentamiento entre pilotos y dirección. Bueno, no: el mayor enfrentamiento tenía que ver con la reducción del poder y el salario de los pilotos, pero...

Peral asegura que tras el acuerdo Iberia Express no tiene sentido pero Gallego piensa que es pronto para una decisión de ese calibre... que podría no llegar nunca.

En cualquier caso, lo importante es que, cuando termine la negociación y la reducción de costes, IAG cumpla sus promesas de renovar la flota y aumentar las rutas de Iberia.

Miriam Prat

[email protected]