Lo malo de la trama Gürtel del Partido Popular es que resultaba muy cutre. Algo así como dame contratos y te pago un viaje a Miami. Oiga, si te vendes hazlo por algo que merezca la pena.

Más de 40 señores en el banquillo y dos excepciones: el juez Pablo Ruz ha archivado el caso del ex ministro Ángel Acebes (responsable de Interior el 11-M) y casi archiva el de Ana Mato (en la imagen), actual ministra de Sanidad. Aquí necesitamos un diccionario sobre corrupción, porque Mato no tiene responsabilidad penal pero es culpable partícipe de lucro. Es decir, se repite la historia Urdangarín: Mato no se corrompió con Gürtel pero como sí lo hizo su marido, y vivían si no en bienes gananciales sí en vida marital, es decir ganancial, pues resulta que se beneficiaba sin saber por qué se beneficiaba. ¿Me siguen

Es el mismo caso de la Infanta Cristina, que no sabía lo que hacía su marido ni lo que le pasaba para la firma. ¿Es culpable o no

En cualquier caso, las varas de medir en materia de honradez con el dinero público dependen del equipo en que juegue cada cual. Y eso es malo, porque se confunden los robos con las tontunas. Hasta en corrupción hay niveles y grados.

Hispanidad

[email protected]