• A pesar de que el objetivo fundamental del banco malo es vender los activos tóxicos.
  • De marzo a mayo, la sociedad ha alquilado un total de 8.000 inmuebles a un precio medio de 1.300 euros al mes.
  • Belén Romana: "La empresa está dando los pasos precisos y necesarios para cumplir el mandato otorgado". ¿Pero el mandato no era vender los pisos
  • Una cosa está clara: la burbuja inmobiliaria sigue intacta.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) lleva vendidas 550 viviendas desde finales de febrero. Según un comunicado remitido a los medios este lunes, el banco malo ha anunciado que tiene otras 800 operaciones en marcha, pendientes de escriturar.

Sin embargo, lo más sorprendente de la nota es el capítulo del alquiler. En los últimos tres meses, el banco malo ha alquilado 8.000 inmuebles, de los que aproximadamente la mitad -algo más de 4.000- son viviendas. Es decir, que antes de bajar el precio, la SAREB prefiere alquilar.

Por cierto, el precio medio del alquiler está en 1.300 euros al mes, según el banco malo. Aún así, la SAREB hace hincapié en que alquila inmuebles "especialmente en aquellos mercados donde la liquidez es menor y las posibilidades de venta más reducidas".

A pesar de todo, la presidenta del banco malo, Belén Romana (en la imagen), ha asegurado que "la empresa está dando los pasos precisos y necesarios para cumplir el mandato otorgado", es decir, vender pisos. Pues si vender 550 viviendas pero alquilar más de 4.000 se ajusta al mandato otorgado…

Lo que está claro es que la burbuja inmobiliaria sigue viva. En lugar de bajar los precios para vender los pisos, el banco malo los alquila (y a qué precios). No en vano tiene 15 años de plazo para venderlos.

Pablo Ferrer

[email protected]