Los rebeldes sirios están dominados por los fundamentalistas islámicos que impondrán la sharia en el paísFinalmente, EEUU dará "apoyo militar" a la oposición siria, tras confirmar que el régimen del presidente Bashar al Asad ha usado armas químicas en pequeña escala contra los rebeldes, incluido gas sarín.

El consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, dijo durante una conferencia telefónica con periodistas que el presidente estadounidense, Barack Obama, "ha tomado la decisión de dar más apoyo a la oposición", lo que implicará, añadió, "dar apoyo directo al Consejo Militar Supremo", incluido, según apuntó expresamente, "apoyo militar".

Sobre el uso de armas químicas contra los rebeldes, Rhodes dijo que, al hacerlo, el régimen sirio cruzó "líneas rojas que han existido en la comunidad internacional durante décadas". El consejero recordó que Obama dijo que el uso de armas químicas "cambiaría su cálculo, y eso ha sucedido". Según explicó Ben Rhodes, el presidente sopesa varias opciones para responder a la crisis en Siria, pero tomará una decisión tras una serie de consultas multilaterales, aprovechando la cumbre del G8 de la próxima semana en Irlanda del Norte.

Preguntado por los periodistas sobre el alcance de la ayuda militar, el consejero, sin ofrecer detalles, insistió en que lo mejor es "fortalecer a la oposición", de manera que se pueda poner fin al régimen, al tiempo de posibilitar que se agilice la transición política en Siria.

De esta manera, Obama está cometiendo el mismo error que con Libia o con Egipto, países que tras llevar a cabo la 'primavera árabe' se han vuelto cada vez más fundamentalistas islámicos. No está bien el uso de armas químicas por parte del régimen de Bashar al Asad. Pero con su apoyo a los rebeldes fundamentalistas islámicos, el país quedará también en manos de quienes pretenden imponer la sharia en el país. Entonces sí que la libertad de los sirios quedará arruinada.

Por otra parte, ¿no será que la Casa Blanca necesita una guerra para justificar su bajada de popularidad con el tema del espionaje a los ciudadanos en internet

Andrés Velázquez
[email protected]