• Artur Mas confirma que el Gobierno amenazó a Cataluña con la intervención.
  • Jordi Pujol propone volver al sistema provincial para arreglar el desaguisado autonómico.
  • El ex 'president' catalán dice que en la transición sólo Cataluña y el País Vasco reclamaban la autonomía, pero el sistema se "generalizó" después y ha "provocado una discusión".
  • Afirma que dar autonomía a todas las CCAA ha hecho que el modelo no funcione.
  • PP y PSOE no se atreven a reformar la Constitución.
  • Y, mientras, los ciudadanos claman contra el despilfarro autonómico.
CiU se ha enfadado con el PP y ha dado por rota su colaboración con el PP en Madrid por la negativa de los populares a flexibilizar el objetivo de déficit autonómico, que incluso se ha visto endurecido. La consecuencia es que votará el próximo jueves día 19 en el Congreso en contra de las nuevas medidas de ajuste anunciadas la semana pasada.

Josep Antoni Duran Lleida (CIU) (en la imagen junto a Rajoy) ha denunciado que el Gobierno trata "con prepotencia" a Cataluña, sin tener en cuenta que en este inicio de legislatura CiU se ha avenido a apoyar "la mayoría" de sus reformas y medidas. "Este trato que recibimos marca un punto de inflexión en la relación en Madrid entre CiU y el Gobierno del PP", ha advertido Duran.

Las declaraciones de Duran coinciden con las efectuadas en la mañana de este lunes por el president de la Generalitat, Artur Mas, quien ha confirmado que Cataluña ha sido amenazada con la intervención económica por parte del Estado tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado jueves. La amenaza se debe a la elevada deuda y las dificultades para cumplir con el déficit del 1,5% para este año.

Y en medio de todo ello, el expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol ha dicho hoy que "en España hay muchas cosas que no funcionan, no sólo la economía, muchas instituciones están desacreditadas. Una de las cosas que no ha funcionado es algo en lo que se habían puesto muchas esperanzas, que es el Estado de las autonomías. La generalización de las autonomías como se hizo no funcionó".

Según ha explicado, en la transición sólo Cataluña y el País Vasco reclamaban la autonomía, pero ha lamentado que el sistema se "generalizó" después y ha "provocado una discusión". Así pues, el expresidente catalán considera que podría haber un "arreglo fácil" para solucionar el problema del Estado autonómico, y es un sistema meramente provincial, "como en el siglo XIX".

Y todo ello en medio del debate nacional sobre el hecho autonómico, para muchos causante en gran medida de la crisis económica que padecemos, debido al endeudamiento, despilfarro y derroche excesivos de las CCAA que ahora tenemos que pagar todos los españoles. Y también por el exceso de burocracia y aparato estatal altamente ineficiente, con duplicidad de funciones, etc.

Pero para acabar con esto, habría que modificar la Constitución, un órdago a la grande que ni PP ni PSOE se atreven a asumir por miedo electoral. Cuando, a lo mejor, se llevarían una sorpresa si lo sometieran a referéndum. La gente está muy harta de la política, los políticos, y sus aparatos administrativos.

La propuesta de Pujol, volver a las provincias, podría ser una solución. Eso sí: también en Cataluña y País Vasco.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]