Obtiene un BAI de 123,5 millones de euros en el primer trimestre del año

 

Resulta llamativo que el margen de intereses sólo sea de 111,3 millones de euros.

Catalunya Caixa ha presentado este viernes la cuenta de resultados del primer trimestre del año y no parece que la situación sea muy halagüeña para la entidad catalana.

Su margen de intereses durante este período de tiempo se ha reducido en comparación con el mismo período del pasado año en un 53,1%, debido a la caída en un 0,8% de los intereses y rendimientos asimilados, lo que ha provocado también una reducción de los intereses y cargas asimiladas en un 38%. El resultado antes de impuestos por lo tanto ha sido de 123,5 millones, algo llamativo si tenemos en cuenta que el margen de intereses es de 111,3 millones.

Pero además, parte de esos beneficios se deben a las plusvalías obtenidas por la venta de participaciones en Repsol (resultados no recurrentes), y con la que no podrá contar para los próximos ejercicios y resultados. Parece que hubiera sido más lógico no dar beneficio con esas plusvalías y haber aprovechado para reducir la mora o dedicarlo a provisiones.

Además también es llamativo el descenso en el epígrafe de los intereses y cargas asimiladas, teniendo en cuenta la polémica surgida en torno a las acciones de Catalunya Caixa para obtener capital, ofreciendo depósitos al 4% y 5%, mientras recurrían a las ayudas del FROB. Al parecer no remuneraba tanto los depósitos.

Andrés Velázquez

[email protected]