Más les valdría a los expertos de la CE darle un toque a Mario Draghi para que el BCE compre más deuda española y afloje la presión de los especuladores sobre ellaLa Comisión Europea continúa con su intento de colonizar España. Hoy llega una misión, dicen que "rutinaria", para supervisar cómo está corrigiendo el Gobierno de Mariano Rajoy los "desequilibrios macroeconómicos", dicen también desde Bruselas.



Los expertos europeos argumentan que tales visitas también se están llevando a cabo en otros once países comunitarios (entre ellos, Reino Unido, Francia e Italia); y que forman parte de las nuevas medidas de la UE para prevenir los desvíos macroeconómicos graves que en algunos países han agravado el impacto de la crisis.



Si los expertos de Bruselas ven "desequilibrios macroeconómicos" en esos países, y estos no toman las medidas oportunas para corregirlos, podrán ser sancionados con multas de hasta el 0,1% de su PIB, lo que equivaldría en el caso de España a unos 1.000 millones de euros. Lo cual es una medida absurda, pues si a España, cuyo déficit y deuda pública están como están, encima le multas con mil millones más, lo mejor es que los señores de Bruselas se queden en su casa.



En cualquier caso, a los supervisores de la UE les preocupa que los citados desequilibrios sean tan graves como para poner en riesgo el funcionamiento adecuado de la Unión Económica y Monetaria (¿les suena esto?). En cuyo caso, la Comisión puede recomendar la apertura de un Procedimiento por Desequilibrio Excesivo a un país, el cual tendría que detallar medidas y las fechas en las que pretende corregir las distorsiones.



Según un reciente estudio de Bruselas, España supera los umbrales máximos en 6 de los 10 indicadores utilizados para detectar riesgos económicos. En concreto, España superó el umbral máximo considerado saludable en tres indicadores: déficit por cuenta corriente (-6,5% de media en los últimos tres años, frente al umbral del -4%), posición neta de inversión internacional (-89,5% del PIB, frente al límite del -35%) y pérdida de cuota de mercado exportador (-11,6% frente al -6%).



En cuanto a los desequilibrios internos de España, los estudiosos de Bruselas detectaron problemas en materia de deuda privada (220% del PIB, frente a un límite de 160%), deuda pública (61% frente al 60%) y nivel de paro (16,5% de la población activa de media en tres años frente a un límite del 10%).



Pero la visita "rutinaria" de Bruselas suena a control excesivo y pérdida de soberanía. Y casualmente, en un momento en que la prima de riesgo española se dispara. Más les valdría a los expertos de la Comisión Europea darle un toque a don Mario Draghi, para que el BCE compre más deuda española y afloje la presión de los especuladores sobre esta. Por que si no, ¿de qué sirven visitas de control, si con la espiral de la deuda española toda la macroeconomía y microeconomía del país se descompone? Entonces sí que verán "desequilibrios macroeconómicos"...

José Ángel Gutiérrez

[email protected]