• El crecimiento en el cuarto trimestre de 2013 fue del 0,2%, frente al 0,1% del tercer trimestre.
  • En tasa interanual, el PIB se contrajo una décima más de lo avanzado, hasta el -0,2%.
  • El PIB a precios corrientes se situó en 1.022.988 millones de euros. 
El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha recortado una décima el crecimiento trimestral del PIB que avanzó para el cuarto trimestre de 2013, hasta situarlo en el 0,2%, frente al 0,3% estimado inicialmente. No obstante, esta tasa supera en una décima la registrada en el tercer trimestre del año pasado (0,1%), con la que se puso fin a la segunda recesión de la crisis.

Según el INE, el PIB se contrajo una décima más de lo avanzado en tasa interanual, hasta el -0,2%, mientras que en el conjunto de 2013 la economía española registró una caída del 1,2%, tasa que coincide con la estimada por la institución que preside Luis María Linde y por el propio Gobierno.

Las exportaciones de bienes y servicios aceleraron levemente su tasa interanual


Por otra parte, el PIB a precios corrientes se situó en 1.022.988 millones de euros, con una variación en términos nominales del -0,6% y del -1,2 en términos de volumen respecto a 2012.

En el cuarto trimestre del año pasado, las exportaciones de bienes y servicios aceleraron levemente su tasa interanual, desde el 3,5% al 3,7%, mientras que las importaciones crecieron un 2,7%, frente al aumento interanual del 0,6% del tercer trimestre.

La menor contracción del empleo ocupado se mantuvo también en el empleo asalariado


En cuanto al empleo, el INE asegura que esta variable, medida en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, recortó casi dos puntos su decrecimiento anual, hasta el -1,6%. Este resultado supone la reducción neta aproximada de 265.000 empleos a tiempo completo en un año. En el cuarto trimestre, todas las ramas presentaron un mejor comportamiento del empleo. Así, la ocupación en los servicios moderó 1,6 puntos su contracción interanual, hasta el -0,6%, mientras que la construcción atemperó el recorte de puestos de trabajo desde el -11% del tercer trimestre al -7,8% del cuarto.

Según el organismo estadístico, la menor contracción del empleo ocupado se mantuvo también en el empleo asalariado, que cayó un 1,9% interanual en el cuarto trimestre, frente al descenso del 3,8% del trimestre anterior. Por su parte, el empleo no asalariado registró una contracción del 0,3%, una décima por debajo del periodo julio-septiembre.

En este contexto, la remuneración de los asalariados pasó del -3,3% al 0,8% por el aumento de 1,9 puntos en la variación del número de asalariados (del -3,8% al -1,9%) y por la subida de 2,2 puntos en la remuneración media por asalariado (del 0,5% al 2,7%). Así, el crecimiento del coste laboral por unidad de producto (CLU) aumentó hasta el 1,2%, lo que supone un punto más que el deflactor implícito de la economía, que se situó en el 0,2%, dos décimas menos.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]