• El Gobierno prepara el borrador de la Norma de Calidad del Ibérico que no distingue entre el cerdo ibérico y el que no lo es.
  • Productores e industriales del jamón ibérico de dehesa de Andalucía, Extremadura y Castilla y León han presentado este lunes alegaciones en el Ministerio, aunque sus esperanzas de que Arias Cañete rectifique son mínimas.
  • Previsiblemente, el Gobierno aprobará la norma durante la primera mitad de 2013.
  • Los pequeños ganaderos alertan: "El sector está al borde del precipicio".
  • En los últimos tres años, se han abandonado el 72 % de las explotaciones tradicionales, que se han ido a explotaciones industriales.

El Gobierno ha preparado un borrador de la Norma de Calidad del Ibérico que no gusta nada a productores e industriales del jamón ibérico de dehesa. La cuestión es que no distingue entre el cerdo ibérico y el que no lo es.

Así, este lunes, representantes de las denominaciones de origen Jamón de Huelva y Los Pedroches, así como de Asaja y de industriales de la carne de Huelva, han presentado alegaciones al texto, aunque, según ha podido saber Hispanidad, sus esperanzas de que el ministro Miguel Arias Cañete (en la imagen) rectifique, son mínimas.

Entre las alegaciones, el sector reclama que se diferencie el ibérico por raza -ibérico o cruzado- y alimentación -bellota o pienso-, y por tipo de manejo, esto es, extensivo o intensivo. Así, piden que se establezcan las categorías de ibérico de bellota, cruzado de ibérico de bellota, ibérico de pienso extensivo, cruzado de ibérico de pienso extensivo y cruzado de ibérico de pienso intensivo.

En este sentido, "la palabra cruzado es la clave, pero en este sector tiene carácter peyorativo", ha explicado Antonio Jesús Conrado, presidente del consejo regulador de la denominación de origen Los Pedroches.

Para José Luis García Palacios, presidente de Asaja-Huelva y portavoz de la plataforma 'En defensa de la raza porcina ibérica', el borrador del Gobierno favorece la rentabilidad de la producción de cerdos cruzados alimentados en sistemas que no son el tradicional de la dehesa, por lo que pone en peligro la viabilidad del sector tradicional.

De hecho, actualmente, casi un 80% de la producción de jamón corresponde a cruzado de cebo -más de dos millones de cabezas-, frente al 4% ó 5% que corresponde a ibérico, que es el que ha hecho famoso mundialmente al sector.

Lo cierto es que "el sector está al borde del precipicio", según los pequeños productores e industriales. De hecho, en los últimos tres años han desaparecido unas 4.000 explotaciones y se ha reducido su cabaña un 50%.

Pablo Ferrer

[email protected]