El paro y los bajos salarios destrozan la economía española

 

España se encuentra a un paso de la recesión. Los datos del cuarto trimestre de 2011 revelan una caída trimestral del PIB del 0,3%. Si la situación continúa como se prevé, España entraría en lo que se conoce como recesión técnica, es decir, dos trimestres continuados de crecimiento negativo, algo que contemplan tanto el Banco de España como el Fondo Monetario Internacional y que ya le ha ocurrido a Italia.

Estas estadísticas confirman las peores previsiones económicas, tras un año marcado por la terrible tasa de desempleo de nuestro país, un 22,85% a finales de diciembre, el más alto de toda la Unión Europea.

La bajada del PIB  en un -0,3% con respecto al trimestre anterior es idéntica a la registrada en la zona euro, aunque en todo el año nuestro país tuvo un crecimiento de tan sólo 0,7%, en comparación con el 1,5% registrado en la Eurozona.

La caída trimestral del PIB se debió principalmente a la escasez de la inversión, que pasó desde el -0,4% del tercer trimestre al -4,2% en el cuarto. El paro, la incertidumbre laboral, los bajos sueldos y el miedo contribuyeron a la contracción del consumo familiar también han tenido una enorme influencia. En el tercer trimestre la tasa era positiva, del 0,2% y descendió un 1% entre octubre y diciembre. El consumo familiar se contrajo un 1,1% en tasa interanual frente al avance del 0,5% del tercer trimestre, mientras que el consumo de las instituciones sin fines de lucro cayó un 0,8% en comparación con el -0,4% del trimestre precedente. Por su lado, el gasto en consumo final de las administraciones públicas se mantuvo en una tasa negativa del 3,6%, la misma que en el tercer trimestre.

Mariano Tomás
[email protected]