• Y no solo por el inmobiliario: la reestructuración de la cartera de deuda pública, los costes de la propia reestructuración, TargoBank, cláusulas suelo…
  • El negocio bancario sigue deprimido: caen los márgenes y las comisiones.
  • Solo se salvan las participadas, que aportan 12,5 millones de euros.
  • Y la red de oficinas: el Popu aumenta su cuota de mercado de pymes hasta el 17,7%.
  • El propio Ron ha señalado que el banco está en disposición de hacer lo que quiera, incluido seguir en solitario.
  • Ahora bien, parece claro que el Popular, en esta partida, no será 'fusionador'.
El jueves, repasando un poco las últimas noticias y análisis de los 'especialistas' en consensos, que al final aciertan poco o nada pero dan la pincelada de color a las publicaciones económicas, leo que el Deutsche Bank anuncia pérdidas por 1.402 millones de euros (M€). No me resultó extraño, viendo la deriva que había tomado la entidad a la que, incluso, le habían caído 504M€ de sanción por blanqueo de dinero. Pero más abajo veo que la previsión para la presentación de este viernes día 3 de febrero es que el Popular tenga un resultado con pérdidas de casi 3.000M€. En seguida recuerdo que en las últimas cifras que se publicaron -septiembre 2016- el resultado ascendió a 94,3M€. Somos conscientes de las dificultades que atraviesa la entidad pues ya en junio tuvo que recurrir a la controvertida ampliación de capital de 2.500M€. Y digo controvertida por las amonestaciones recibidas de la CNMV por no haber incluido en el primer folleto de emisión, aspectos y riesgos tales como que la entidad sufriría perdidas debidas a saneamientos extraordinarios, que han esperado al cierre del ejercicio para realizarlos, hurtando así durante un trimestre información relevante de su situación financiera real a sus potenciales inversores o a sus accionistas. Vamos al meollo de esta situación. La factura está muy clara y parecen las cuentas del Gran Capitán a los Reyes Católicos. Albergo la esperanza de que sea la factura total -impactos negativos del ejercicio- y de que no quede alguna peladilla por ahí escondida que aparezca en este 2017. Por la reestructuración de la cartera ALCO (deuda pública), 107M€. Vamos a ver, los intereses de la deuda vienen bajando desde hace tiempo, ¿a qué han esperado? Por los costes de reestructuración, 370M€. Éstos son solo los que han crecido en la partida de gastos de personal respecto a 2015. Por la sentencia de las cláusulas suelo, 229M€. Las partidas que más duelen: provisiones por deterioro de créditos, 3.802M€. ¡Qué barbaridad! ¿Desde cuándo llevan sin ajustar los deterioros? porque este desaguisado no se genera en un ejercicio si se venía aplicando correctamente la normativa. Por deterioro de inmuebles, 1.452M€ y por el resultado negativo de TargoBank y la amortización del fondo de comercio, 240M€. Total, 6.200M€ de 'no recurrentes' que han dejado el resultado neto del 2016 en -3.485M€ y el dudoso honor de ser la entidad financiera europea de primera línea con peores resultados. ¡Ni el Deutsche! Como para las entidades financieras sigo creyendo en la unidad de negocio, ya que al accionista lo que le interesa es esa línea que pone 'resultado neto', que es por la que normalmente se calcula el dividendo, obviaré la mayor parte de esos cuadros en los que nos indican que el Popular ex no recurrentes hubiese obtenido un resultado positivo de 185M€: la aportación del negocio inmobiliario fue de -813M€ y la del tradicional de 998M€. Historias aparte, el margen de intereses volvió a descender en un 6,9% respecto al 2015 y el margen bruto se deja 605M€ comparado con el año anterior. Solo las participadas dan un respiro aportando 12,5M€ ya que en las comisiones cobradas se deja un 9,5%. Las cifras de la gestión del riesgo son también desalentadoras: 19.601,6M€ de deudores morosos, cuando en 2015 presentaban 1.262,1M€ menos. 2.449,6M€ más en dotaciones para insolvencias y una ratio de morosidad que ha pasado del 12,86% al 14,61% en este 2016 y que tiene el dudoso honor de estar por encima del máximo histórico de la media española (13,62%) alcanzado en diciembre de 2013. Los fondos propios se han visto reducidos en un 11,4%, pese a la ampliación de 2.500M€ de junio y tanto los activos totales gestionados, los activos en balance y los recursos de clientes, han sufrido importantes descensos. Este saneamiento me suena a un blanqueo de la fachada para colocar el edificio de forma inmediata ya que en este caso el negocio parece estar muy tocado. Lo único claro que tengo al final es que el Popular no será fusionador en esta partida. Rodrigo de Silos [email protected]