• Al ministro de Hacienda no le ha gustado nada la cita entre la alcaldesa y la presidenta madrileña.
  • Sin embargo, ellas están felices y acuerdan celebrar reuniones técnicas todos los meses.
  • Y todo esto tras el lío entre Carmena y Montoro por el techo de gasto y Plan Económico y Financiero.
  • Y después de que Cifuentes abriera la 'caja de los truenos' con sus críticas a Andalucía.
Parece que al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se le acumulan los problemas. Está inmerso en los próximos Presupuestos, donde el tema de los impuestos será clave para cumplir las exigencias de Bruselas, lidiando con las peticiones y críticas de los partidos. Pero ahora tiene otro quebradero de cabeza: está cabreado con su oponente Manuela Carmena y también con su correligionaria Cristina Cifuentes. Y es que a Montoro no le ha gustado nada la cita (almuerzo de trabajo, concretamente) que tuvieron el pasado miércoles la alcaldesa de Madrid y la presidenta madrileña. Sin embargo, ellas están felices, es más parecen unas buenas amigas. Las dos dirigentes madrileñas han acordado celebrar reuniones técnicas todos los meses "para que los temas se desbloqueen", según afirmó Cifuentes, "y en la medida de lo posible, aparcar diferencias ideológicas para poder llegar a acuerdos en materias que beneficien a los madrileños". Entre ellos, está la manera de atraer empresas que salgan de Londres a Madrid tras el Brexit. El cabreo de Montoro por el citado almuerzo de trabajo no se produce a la ligera, sino días después del lío que ha tenido con Carmena por el techo de gasto y el Plan Económico y Financiero (PEF). La alcaldesa se reunió con el titular de Hacienda el pasado lunes para resolver las diferencias y parece que hubo entendimiento, pues anunció que revisaría el PEF. Pero horas después, rectificó y dijo que no lo reharía... Y es que para la exjueza, las leyes son cuestión de opinión. Además, el cabreo de Montoro con su correligionaria Cifuentes por la cita con Carmena se produce después de que la presidenta madrileña abriera la 'caja de los truenos' del reparto autonómico con sus críticas a Andalucía. Como saben, Cifuentes tuvo que disculparse, aunque es cierto que Madrid es una de las comunidades que más aportan por tener una de las rentas per cápita más altas como es lógico, al igual que sucede con Cataluña o Valencia. Claro que la colega popular de Montoro no ha escogido el mejor momento para hacer valer la solidaridad de Madrid. Y es que el titular de Hacienda necesita diálogo para sacar adelante los PGE de 2017, pues el PP ya no tiene mayoría absoluta, y también tener tranquilo al PSOE, ya que gracias a su abstención en la segunda votación de la investidura logró el Gobierno hace unas semanas. Cristina Martín [email protected]