• Deja atrás un año crítico en el que las multas por ayudar a evadir impuestos en EEUU diezmaron su beneficio (-96,6%).
  • El primer banco francés gana un 17,5% más entre enero y marzo, 1.648 millones de euros, gracias a su fortaleza en banca de inversión.
  • También nota la "gradual recuperación" del crédito en la zona euro y mejora un 17% en banca minorita.
El primer banco francés, BNP Paribas, ha logrado un beneficio neto atribuido de 1.648 millones de euros, un 17,5% más, superando las previsiones de los analistas (que lo situaban en torno a los 1.300 millones). Comienza así un año en principio despejado, tras un ejercicio oscuro, el de 2014, en el que sólo ganó 157 millones (el 96,7% menos) por tener que pagar una multa de 6.000 millones por ayudar a los americanos a evadir impuestos. Y a todo ellos se sumaron las dificultades para superar los test de estrés del BCE. El resultado incluye una contribución de 245 millones de euros a un nuevo fondo europeo para paliar para proteger a los contribuyentes de las quiebras bancarias. La mejora en los resultados del BNP tiene su explicación, en primer término, en la fortaleza de su banca de inversión, tanto en Europa como en EEUU o Asia, que se ha aprovechado de la volatilidad de los mercados. Lo ha reconocido el propio consejero delegado, Jean-Laurent Bonnafé (en la imagen), cuando se ha referido a "la gran actividad de los grandes clientes en los mercados de capitales que soportan el crecimiento de los ingresos". Y a eso se añade, como ha señalado la entidad, la "gradual recuperación" de la demanda de crédito en la zona euro, en un contexto de recuperación económica. El beneficio en su división de banca minorista en la zona euro aumentó un 17%, hasta 849 millones. Su filial belga es el principal responsable de esta mejora. La cifra de negocio alcanzó los 11.065 millones de euros, un 11,6% más que el año anterior, mientras que el coste de riesgo disminuyó un 3,7%, hasta 1.044 millones de euros, incluyendo una provisión extraordinaria de 100 millones de euros por la situación en Europa del Este. Rafael Esparza [email protected]