• El oficialismo gana en votos pero hay empate en Buenos Aires, el principal distrito.
  • Con ese resultado, Cristina Kirchner vuelve al Senado en los comicios de octubre.
  • La expresidenta se postula con su propio frente tras dejar el peronismo, una amenaza para el partido de Macri.
En Argentina, en las elecciones primarias del domingo, el oficialismo del presidente Mauricio Macri superó en votos a sus opositores en algunos de los distritos más importantes del país, lo que lo convierte en la fuerza más votada a nivel nacional. Pero en Buenos Aires, el principal distrito del país, el candidato del Gobierno argentino y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner estaban prácticamente empatados, con el conteo preliminar casi finalizado a la madrugada del lunes, informa Reuters. Con el 95 por ciento de las mesas escrutadas, el oficialista Esteban Bullrich lograba 34,19 por ciento de los votos, mientras que Fernández -en su retorno político tras dejar el poder en 2015- tenía el 34,11 por ciento. Ambos accederán a una banca en el Senado si ese resultado se repite en los comicios de octubre. El conteo definitivo se cerrará en los próximos días, por lo que habrá que esperar para conocer al ganador del reñido comicio en Buenos Aires, donde la expresidenta se postuló con su propio frente tras abandonar el peronismo, una amenaza para el partido gobernante por su duro rechazo a la agenda de reformas de Macri. Buenos Aires -que tiene muchas regiones pobres que son el mayor soporte de Fernández- representa más de un tercio de los votantes del país, por lo que se suele considerar ganador de los comicios legislativos al partido que se impone en ese distrito. Desde que Fernández anunció a finales de junio su candidatura a senadora, el peso argentino se depreció un 9 por ciento frente al dólar, por el temor de los inversores a que el país retorne a políticas intervencionistas como las que aplicó entre 2007 y 2015. Andrés Velázquez [email protected]