El banco que hoy preside Francisco González dirigió su primer mensaje a favor de los derechos de la mujer,  que no de las madres, en 1975. El BBVA es modernísimo y feminista desde los tiempos del Banco de Bilbao (su origen, luego se fusionó con Banco de Vizcaya y más tarde con Argentaria) como se ve en este anuncio en 1975. Admira a la mujer moderna que va en shorts, tiene un "andar decidido", trabaja, pasa de niños y cómo no, es su clienta. Es su primer mensaje a favor de los derechos de la mujer y presume de que "no se trata de crear diferencias sino de ofrecer igualdad". Algo curioso, cuando en el anuncio aparece una madre con su hijo y no recibe ningún piropo. ¡Muy moderno, el banco hace 33 años! Hoy jueves, en Twitter, aplaude a las mujeres científicas y a las emprendedoras, y en Facebook a la precursora del e-book y a otras pioneras subrayando que un día se le queda corto... Pero sigue sin mencionar a las madres. Y hace unos meses, en un foro en Andalucía, el BBVA presumió de que quieren que "la mujer del siglo XXI llegue donde quiera", ¿incluida la silla de presidencia del banco? Seguramente Francisco González no opine lo mismo... Hispanidad [email protected]