Es lo mismo que hacen los provida en España (el pasado año, ante la clínica Dator, la policía golpeó y detuvo a Jesús Poveda ante el abortorio madrileño Dator. Sólo que en Fargo contó con dos invitados especiales: el obispo de la diócesis acompañado por el Santísimo.

Eulogio López

[email protected]