• La editora de El Mundo, Expansión y Marca estaba a borde del concurso de acreedores.
  • RCS Mediagroup aprobó -confirmado en pleno fin de semana- una ampliación de capital de 600 millones de euros, necesarios para hacer frente a la refinanciación de su deuda y para atender los pagos.
  • No obstante, se ha exigido a Fernández Galiano un nuevo plan de reducción de costes, habida cuenta de que el digital no logra compensar las deudas del papel.
  • Asimismo, RCS admitiría nuevos socios. Pero, ¿quiénes
  • Y la pretendida fusión con Vocento sigue en punto muerto. Sólo Luis Enríquez y Pedro J. Ramírez siguen defendiendo esta opción.

Confirmar en pleno fin de semana una ampliación de capital tiene su aquel. Pero eso es lo que han hecho los responsables del mayor grupo editorial italiano (Rizzoli Corriere della Sera) para evitar que su filial española, Unedisa, entrara en concurso de acreedores: una ampliación de capital de 600 millones de euros en dos tramos: el primero, inmediato, por 400 millones de euros.

Y es que el propio Pedro J. Ramírez iba diciendo a quien quería oírle que en mayo podrían no tener para pagar las nóminas, una afirmación que sólo Pedro José podría anunciar... y anunciaba. Ahora bien, dos apuntes:

A Fernández Galiano (en la imagen) ya se le ha advertido que esa nueva ampliación no se hace a cambio de nada: se le exige un nuevo ajuste de costes. Además, los italianos ya no se creen el proyecto de digitalización, que no ha proporcionado los ingresos esperados, ni de lejos. Y tampoco se creen ya la otra alternativa que les vendieron: la de la fusión con Vocento-ABC. En ese matrimonio ya sólo cree el Ceo de Vocento, Luis Enríquez y su amigo, Pedro J. Ramírez, pero las bondades no se ven por ningún lado.

En cualquier caso, Galiano asegura que ya no hay costes que reducir y, eso sí, ha convencido a Rizzoli de que podrían dar entrada a nuevos socios. Ahora bien, ¿a quién Ramírez es, en este sentido, debe y haber. Por un lado, no se entiende El Mundo sin su particular director. Por otro, su personalidad repele a posibles inversores.

Además, Unedisa es un grupo líder pero en un sector agónico: el de prensa papel. Y eso tiene mala salida. Y lo más importante, la ampliación de capital se empleará para los pagos urgentes, pero también para refinanciar la deuda existente, porque RCS haya absorbido más de 1.500 millones de euros de deuda de su adquisición en España. Al final, el único que ganó con la venta de Recoletos fue Jaime Castellanos. Pero esa es otra historia.

Eulogio López

[email protected]