• El presidente de EEUU usará su poder ejecutivo si la Cámara le pone trabas.
  • El demócrata también se ha referido a su intención de "fortalecer a la clase media" mediante el aumento del salario mínimo.
  • A lo que los republicanos responden: "Demasiados estadounidenses tienen que vivir al día".
  • Obama vetará cualquier proyecto de ley que incluya nuevas sanciones a Irán durante el plazo de negociaciones entre el 5 1 y Teherán.
  • No enviará tropas "al peligro" si no es "verdaderamente" necesario.
  • La Casa Blanca se dirige a la comunidad hispana subtitulando en español el discurso a través de Youtube y lanzando un perfil en Facebook en español.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (en la imagen), ha pronunciado este miércoles su sexto discurso sobre el Estado de la Unión en el que ha anunciado que, si es necesario, hará uso de su poder ejecutivo para saltarse los bloqueos sistemáticos del Congreso, debido a la acción de los republicanos. Vamos, que pretende gobernar de espaldas al Congreso, lo cual no es muy democrático, que digamos.

Obama también se ha referido a su intención de "acelerar el crecimiento y fortalecer a la clase media". Para ello, aumentará el salario mínimo hasta los 10,10 dólares de los trabajadores de empresas que contraten con el Gobierno federal. Eso, a la vez que la Casa Blanca continúa dialogando con el Congreso para alcanzar un acuerdo con el fin de aumentar el salario mínimo de todos los trabajadores, actualmente en 7,25 dólares la hora.

Sobre educación, Obama ha anunciado una iniciativa para conectar "con la mejor tecnología" a 20 millones de estudiantes de 15.000 escuelas de todo el país y ha reiterado su compromiso con la expansión de la educación preescolar.

En política internacional, el presidente de Estados Unidos ha advertido también de que vetará cualquier proyecto de ley que incluya nuevas sanciones a Irán durante el plazo de negociaciones entre el 5 1 y Teherán, y ha instado a la cámara a "darle una oportunidad de éxito a la diplomacia".

Obama ha destacado que si los líderes iraníes "aprovechan esta coyuntura (...) entonces Irán podría dar un paso importante para volver a formar parte de la comunidad de naciones", y Estados Unidos habrá "solucionado uno de los desafíos principales en materia de seguridad de nuestra época, evitando los riesgos de una guerra". Y ha añadido que "si los líderes de Irán no aprovechan esta oportunidad" él será "el primero en requerir la aplicación de más sanciones" y estará "listo para ejercer todas las opciones necesarias para asegurar que Irán no fabrique un arma nuclear".

Ha añadido que, si bien Estados Unidos "ha de permanecer alerta", la seguridad del país "no puede depender únicamente de la fuerza militar". "Como comandante en jefe, he usado la fuerza cuando ha sido necesario para proteger a la población estadounidense, y nunca dudaré en hacerlo mientras esté en el cargo. Sin embargo, no enviaré a nuestras tropas al peligro a menos que sea verdaderamente necesario", ha dicho. "Tenemos que luchar las batallas que han de ser luchadas, no las que los terroristas quieren que luchemos, aquellas con grandes despliegues que minen nuestra fortaleza y acaben por alentar el extremismo", ha argumentado.

También se ha referido a la reforma migratoria, que sigue siendo hoy una de las promesas pendientes. En ese sentido, la Casa Blanca ha hecho un guiño a la comunidad hispana con este discurso. Además de realizar una emisión en directo subtitulada en español a través de Youtube y hacer coincidir esta fecha para lanzar un perfil en Facebook de la Casa Blanca en español, la web ha animado a los usuarios a participar activamente a través de Twitter haciendo uso del hastag #SOTU.

Ha hecho también especial hincapié en la independencia energética y ha apostado por el gas, que según ha dicho produce "mucha menos contaminación de carbono que causa el cambio climático" .

Por su parte, los republicanos le han respondido por boca de la presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes, Cathy McMorris Rodgers, quien ha advertido a Obama de que sus políticas "suenan bien, pero no resolverán los verdaderos problemas" de los ciudadanos.

Respecto a la importancia dada por Obama al crecimiento de la clase media trabajadora, los republicanos han incidido en que "la verdadera brecha a la que se enfrenta hoy el país es la desigualdad de oportunidades" y han denunciado que  "con las políticas de este gobierno la distancia se ha vuelto demasiado amplia".

"Vemos como esta brecha crece cada día. Lo vemos en nuestros vecinos que están luchando para encontrar puestos de trabajo, un marido que ahora está trabajando sólo a tiempo parcial, un niño que abandona la universidad porque no puede pagar la matrícula o los padres que están sobreviviendo de sus ahorros", han alertado.

Ante la realidad de que "demasiados estadounidenses tienen que vivir al día", los republicanos cuentan con "soluciones para que vean como sus sueldos aumentan", a través de "impuestos más bajos" y "costes de energía más baratos", además de "un cuidado sanitario asequible".

Finalmente, el partido opositor ha reclamado al presidente políticas de "empoderamiento" para las personas y "que no haga sus vidas más difíciles con un gasto sin precedentes, impuestos más altos y menos puestos de trabajo".

Andrés Velázquez
[email protected]