Sr. Director:
Se ha estrenado Antichrist de von Trier. Sus escenas de sexo brutal con mutilación de genitales incluida, corren parejas a las tramas de Stieg Larsson. Ambos plasman sus psicosis por un sexo extrañamente inhumano.

 La escritora Donna Leon afirmaba que Millennium de Larsson le pareció patológicamente malo y un agravio al amor humano. Todos los contactos sexuales son violentos, por venganza o fuera de límites, sin calidez humana. Reconoce que le asusta el éxito de obras de ese tenor. Y ¿qué hay de los best sellers para adolescentes en EEUU?: Por trece razones (una joven explica las razones de su próximo suicidio); Los juegos del hambre, (un chico y una chica de cada estado combatirán entre ellos hasta la muerte en un reality en directo); Cuando los árboles hablen (una violación). Hoy las narraciones de crudeza extrema cuentan con muchos seguidores. ¿No será que nos hemos alimentado y hemos alimentado a nuestros hijos con el gusto por la inmoralidad? ¿Dónde quedó el testamento de Cristo: Amaos los unos a los otros como Yo os he amado?. Verdaderamente el Anticristo ya está ente nosotros: lo hemos invitado a nuestras familias a convivir entre los nuestros, tomando de él sus trágicas enseñanzas.  Von Trier y Larsson han compuesto un profético título: el milenio del Anticristo. A nosotros corresponde elevar las relaciones a la trascendencia del Dios-Amor que estableció el sexo, no como forma de perversión, sino de cooperación y desarrollo de la raza humana.

María Ferraz

[email protected]