Sr. Director:
Algunas dicen: Nosotras parimos, nosotras decidimos. ¿No se darán cuenta de que es una decisión asesina?

En mí evoca el cuadro de Goya de  Saturno devorando a sus hijos. ¿Derecho a destruir al niño intrauterino porque es dependiente? Mi madre depende de mí. ¿Tendré por ello derecho a eliminarla?

Incluso hay quienes dicen que a los emigrantes debemos dejarlos sin atención sanitaria, o sea, abandonados, expuestos a morir si enferman. Una alta personalidad latinoamericana afirma: La legalización del aborto en España se aplica con tal amplitud que muchos consideran que es el paraíso del turismo abortista (). Ahora va a estar permitido a adolescentes de 16 años someterse al aborto sin que sus padres se enteren y a partir de las 12 semanas de embarazo.

Esto supone una insensibilidad cada vez mayor en este atentado contra el derecho a la vida. ¿No hemos oído hablar del síndrome post-aborto? ¿Quién ha de velar por la hija y cuidarla? ¡Es tremendo! Cuando hay degradación moral,  ¿no es cierto que cualquier barbaridad es posible? Por eso iremos a manifestarnos en Madrid el 17 de octubre en Puerta de El Sol a las 5 de la tarde.

Josefa Morales

[email protected]