• El ministro de Economía y Competitividad ha afirmado que 2014 va a ser el primer año desde el comienzo de la crisis en el que tengamos un crecimiento de casi el 1%.
  • Pero advierte que crear empleo será un camino "largo y difícil", pues la tasa de paro continua en el 26%.
  • La actual previsión de crecimiento estaba en el 0,7%, pero el Gobierno no revisará esta cifra hasta que no se presente el programa de estabilidad en el mes de abril.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos (en la imagen), se ha mostrado optimista en Bruselas respecto al crecimiento de la economía española este año y, aunque también ha afirmado que se creará empleo neto, mantiene cierta cautela al considerar que costará tiempo debido a la alta tasa de paro.

Guindos ha reconocido que "hemos vivido momentos muy difíciles" y que "España estuvo a punto de derrumbarse" lo que supuso uno de los principales problemas para el futuro de la eurozona. Declaraciones que ha hecho en una conferencia en Bruselas, junto a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y al ministro de Finanzas alemán, Wolfang Schäuble.

"La buena noticia es que 2014 va a ser el primer año desde que empezó la crisis hace seis años que vamos a tener un crecimiento de casi el 1% y creación neta de empleo en los próximos trimestres", ha señalado Guindos. Aunque también ha advertido que crear empleo será un "largo y difícil camino", donde habrá que afrontar dificultades, entre ella la alta tasa de paro en España, que sigue en el 26%.

Las declaraciones del ministro de Economía son optimistas y reflejan una posible mejora en la previsión del Gobierno, que estimó un crecimiento del 0,7%. Guindos ha matizado que el Ejecutivo no revisará sus previsiones hasta que no se presente el programa de estabilidad en el próximo mes de abril.

Guindos ha defendido la reforma laboral del Gobierno de Rajoy que, en su opinión, está empezando a dar "resultados", pero que como el problema del paro es tan grave se plantean continuamente introducir perfeccionamientos en la misma. Además ha reclamado que la deuda pública se siga considerando un activo libre de riesgo y no se plantee la posibilidad de imponer quitas, pues "puede causar problemas adicionales" y "entraríamos en un territorio desconocido", ha añadido el ministro.

Con este panorama podemos decir que no hay nada nuevo bajo el sol, bueno o en vez de nada, algo, pero poco. Hay buenas perspectivas e indicadores, pero no podemos aún levantar los brazos en señal de victoria, pues nos queda mucho por hacer y por mejorar para recuperarnos al 100% de la crisis económica.

Cristina Martín

[email protected]