• El primer ministro británico habla de autodeterminación para El Peñón.
  • Margallo le recuerda a Cameron que, según la ONU, el Peñón "es un territorio en que se aplica el principio de unidad territorial y no el de autodeterminación".
  • Sugerencia: que el ministro del Interior visite también a los guardias civiles de La Línea, acosados por los muy 'dignos' Llanitos.
El primer ministro británico, David Cameron, ha elogiado la "enorme dignidad" de los gibraltareños frente a las "presiones" de los españoles (será porque los Llanitos viven en España pero pagan impuestos en La Roca, lo cual es muy digno, sí; a la par que de una jeta cósmica).

En un mensaje de vídeo que se emitirá en el centro de Gibraltar durante la celebración del Día Nacional del Peñón, el 'premier' británico apoya la autodeterminación del Peñón: Gibraltar "ha sido británica durante 300 años" y  debe seguir siéndolo: "El Gobierno británico apoya de todo corazón vuestro derecho a determinar vuestro futuro político. Como he dicho antes, nunca acordaremos ninguna cesión de soberanía, ni siquiera el inicio de un proceso de negociación de la soberanía sin vuestro consentimiento".

"Mantengámosla así", ha dicho. "El mundo es un lugar inestable, Gibraltar no lo es. Es por ello que queremos que los problemas del día a día se solucionen con diálogo y no con inaceptables retrasos fronterizos u otras acciones o retórica", asegurará Cameron. Eso sí: ni una palabra de los bloques de hormigón. Y es que los british son así y siempre han sido así.

Los británicos lo tienen muy claro y encima hablan de autodeterminación, intentando desviar la atención sobre las resoluciones de la ONU, que establecían que Gibraltar debe ser devuelto a España.

Por eso, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha recordado que las resoluciones de la ONU "establecen que Gibraltar es un territorio autónomo sujeto a descolonización", "es un territorio en que se aplica el principio de unidad territorial y no el de autodeterminación" y "es un proceso que debe resolverse por la vía de negociación entre las dos partes". Esta negociación, ha añadido, "se empezó sin éxito en Lisboa, se continuó en Bruselas y el Gobierno español quiere retomar esas conversaciones sobre soberanía para cumplir las resoluciones de Naciones Unidas".

Pero al Reino Unido se la trae al pairo, como siempre.

Por cierto, el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz ha visitado Leiza, en Navarra, para apoyar a la Guardia Civil, lo cual está muy bien, pero también podría ir a La Línea para apoyar a los guardias civiles a los que tiran huevos en la frontera y son acosados e insultados.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]