• En total son 48 sucursales.
  • El BBVA también podría entrar en la puja: siempre ha mostrado interés por ampliar su negocio en la zona.
  • En cuanto al ERE, Goirigolzarri ha logrado quedarse con la platilla que quería.
  • Eso sí, a muchos que la entidad considera imprescindibles, no les ha aceptado la baja voluntaria.
  • La entidad ya ha comunicado 1.666 despidos, un 37% del total del ERE de 4.500 trabajadores.

Una de las condiciones impuestas por Bruselas para recapitalizar las entidades fue exigir que limitaran su capacidad a su zona, por así decir, natural. Por ejemplo, Bankia podía operar en todo el territorio nacional donde ya tuvieran actividad las cajas que la conforman. En ese mapa, sin embargo, no está Galicia, ya que ninguna de las entidades fusionadas es gallega.

La presencia de Bankia en Galicia no es muy amplia: 48 sucursales. Sin embargo, sí es una red interesante para entidades que quieren crecer en la zona, como es el caso de Caixabank, que está estudiando la compra de estas oficinas. Otro banco que siempre ha mostrado su interés por ampliar el negocio en Galicia es el BBVA, aunque no ha querido confirmar que estén analizando esta operación concreta.

Vayamos con el ERE. José Ignacio Goirigolzarri (en la imagen) ha logrado uno de sus objetivos prioritarios: reducir la plantilla según los requerimientos de Bruselas, pero de una manera racional y evitando que la estructura de la entidad sufriera desajustes importantes.

Eso sí, y como ya publicamos en Hispanidad, Recursos Humanos ha tenido de denegar muchas bajas voluntarias, sobre todo en sus dos territorios emblemáticos: Madrid y Valencia.

En la capital del Turia, la entidad tenía previstos 251 despidos, pero solicitaron abandonarla voluntariamente 417 empleados, casi el doble. Finalmente, Bankia ha dicho "no" a 209 de esas peticiones y ha forzado la salida de otros 48 trabajadores. En total, en Valencia, han dejado la entidad 257 trabajadores.

El asunto se ha repetido en Madrid, donde estaban previstas 441 salidas, y la entidad recibió 754 peticiones de adhesión voluntaria al ERE. En esta ocasión, Bankia denegó hasta 378 de esas peticiones y forzó la salida de 111 empleados. En total, 489 trabajadores han abandonado la entidad en Madrid.

En cualquier caso, Bankia ya ha comunicado 1.666 despidos, el 37% del total del ERE de 4.500 empleados. El 83% de esas salidas se han producido por petición propia de los trabajadores, y el 17% han sido forzadas por la entidad. Además, la empresa ha anunciado que hasta el 8 de mayo tenía sobre la mesa un total de 3.293 peticiones de baja voluntaria.

Pablo Ferrer

[email protected]