Por ejemplo, la recogida de basuras o servicios a la Tercera Edad

Los problemas no se acaban para el actual Primer Ministro del Reino Unido. El rechazo hacia su gestión -que seguramente le va a provocar la derrota en las próximas elecciones presidenciales- puede que se incremente aún más,  ya que tal y como informa el diario británico Daily Telegraph, la Administración Brown se va a ver obligada a reducir servicios públicos, lo que además de ser negativo para los ciudadanos, va en contra de la ideología laborista en cuanto a política fiscal y económica se refiere.

Este recorte del gasto público, va a afectar a servicios como la recogida de basura y, sobre todo, a prestaciones destinadas a la Tercera Edad, lo que puede resultar muy negativo, ya que la tercera edad constituye una de las principales fuentes de votos y puede volverse en contra de Brown, lo que podría acelerar aún más su caída.

La razón de este recorte en el gasto público es debida al déficit presupuestario en que está sumido el país bretón, provocado en gran parte por el aumento del desempleo, que ha hecho que el Estado tenga que aumentar el gasto en subsidios por desempleo.

Como era de esperar, se ha comenzado a oír la voz de los detractores de esta impopular medida. Como es posible que este recorte de servicios públicos no sea suficiente, la Administración Brown ya advierte sobre posibles nuevos recortes en educación, sanidad y seguridad.

Gabriel López

[email protected]