• Es lo que le aconsejan sus asesores, pero el grupo distribuidor no quiere pasar del 8%.
  • Es la primera vez que el mayor grupo distribuidor de España entra en el mercado financiero.
  • Isidoro Álvarez no cederá el cargo a Dimas Gimeno hasta que estabilice el balance.
  • El Grupo ha cerrado algunos establecimientos pequeños y ha reducido al mínimo las nuevas inversiones.
  • Lo que por nada del mundo quisieran es cerrar una gran superficie.

Cuando El Corte Inglés compró Galerías Preciados, Isidoro Álvarez (en la imagen) lo dejó claro: por primera vez se habían endeudado para adquirir los almacenes de la competencia pero prometió que en un año volverían a la deuda financiera cero, es decir, una de las constantes de El Corte Inglés a lo largo de toda su historia.

Pero la crisis le está afectando de lleno y por ello, días atrás conocíamos que los grandes almacenes preparaban su primera emisión de títulos. Encima con el siempre esquivo producto estructurado: la titulización de los recursos de su financiera de compra a plazo, una verdadera institución en España.

Ahora bien, los asesores contratados aconsejan al mercado que ofrezca una rentabilidad de salida del 10%, cuando Álvarez no estaba dispuesto a pasar del 8%. Y ahí están, mareando la perdiz.

Este miércoles precisamente  hablamos del 9% en deuda perpetua que está dispuesto a pagar el BBVA, también necesitado de fondos. Hombre, la diferencia es que la garantía de El Corte Inglés es más sólida y que FG quiere colocar 6.000 millones de euros mientras Isidoro Álvarez se conforma con poco más de 1.000 millones.

Y es que la crisis afecta también a las grandes superficies. De hecho, El Corte inglés ha paralizado sus nuevas inversiones en nuevas aperturas y, además, ha cerrado o rebuscado centros menores. Por vez primera, al Rey de la liquidez le falta liquidez. Lo que por nada del mundo aceptaría sería cerrar un gran centro, por el coste de imagen que ello conllevaría.

Y recuerden: mientras no equilibre su balance, Isidoro Álvarez no abandonará el primer puesto de mando ni cederá el testigo a su pariente, Dimas Gimeno. Aunque, de todas formas, recuerden lo que Álvarez le dijo a quien le preguntó sobre la sucesión: "en El Corte Inglés la sucesión llega cuando se muere el presidente".

Eulogio López

[email protected]