Le sale cara la reestructuración tras 'comerse' a su rival Alcatel-Lucent: 1.591 millones en costes. Nokia parece otra empresa en cp (o sea, en crisis permanente), pues en 2017 ha duplicado sus pérdidas, que ya alcanzan los 1.473 millones de euros. Y es que le ha salido cara la reestructuración tras comerse a su rival Alcatel-Lucent hace casi tres años: 1.591 millones en costes de depreciación y amortización. La compañía finlandesa de telecomunicaciones facturó 23.147 millones (-2%) por el descenso de las ventas en todos sus negocios menos Technologies (patentes y licencias), que alcanzaron los 1.654 millones ( 57%). Mientras, Nokia Networks (redes) ingresó 20.523 millones (-6%). Además, la venta de los smartphones de la marca Nokia (con sistema Android) fabricados por HMD Global también aportó algunos ingresos. ¿Móviles? Sí. En 2014, Nokia vendió esta división a Microsoft porque perdió fuelle al usar un sistema propio en sus smartphones -o sea, ni iOS ni Android-. Pero en mayo de 2016, la finlandesa HMD Global, creada por exNokias se hizo con parte de los teléfonos básicos de Microsoft y una licencia de uso de la marca Nokia para volver al mercado. Cristina Martín [email protected]