Francia, Alemania y Reino Unido siguen siendo los principales destinos de las exportaciones. Tras más de siete años de caída continuada de la facturación del sector del mueble, el 2017 ha consolidado el cambio de tendencia que ya se inició en 2016. Impulsada por la compra de nueva vivienda y por la internacionalización, este sector ha cerrado el pasado ejercicio con un crecimiento superior al 4%, por encima de la media de la actividad económica, informa Foldeco. Castilla La Mancha, Valencia y Galicia siguen liderando los ratios de fabricación; mientras Cataluña sufre un enorme parón por la caída de la actividad inmobiliaria y de la construcción que afecta en gran medida al sector del mueble. Francia, Alemania y Reino Unido han seguido siendo los principales destinos de las exportaciones en un sector tremendamente internacionalizado y donde el 40% de la facturación proviene de las ventas al exterior. "El mueble español se vende en todo el mundo y su calidad es reconocida por todas las marcas y fabricantes. Necesitamos crecer con nuestros clientes, servirles allí donde están y además protegernos frente al riesgo que supondría tener solo actividad en un país y expender de su ciclo económico. Digitalización e internacionalización son nuestros mantras para el 2018", señala Ignacio Ruiz, director general de Foldeco. Andrés Velázquez [email protected]