• Se trata del secuestro masivo más grande perpetrado por los terroristas yihadistas desde el realizado en Chibok en 2014, cuando apresaron a 270 niñas.
  • El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, catalogó la desaparición de las 110 niñas como un "desastre nacional".
Ciento diez niñas se encuentran desaparecidas en Nigeria desde el pasado 19 de febrero cuando terroristas yihadistas que pertenecerían a Boko Haram atacaron su escuela en Dapchi, localidad ubicada en el estado de Yobe, informa Ahora Noticias. Tras extensas labores de búsqueda el ministro de Información nigeriano, Lai Mohammed, comunicó que las primeras indagaciones señalan a los miembros del grupo extremista musulmán como responsables de la desaparición de las estudiantes. "El gobierno federal ha confirmado que 110 estudiantes del Colegio Científico y Técnico del Gobierno en Dapchi, estado de Yobe, están desaparecidas después de que los insurgentes que pertenecían a una facción de Boko Haram invadieron su escuela el lunes", expresó Lai Mohammed en un comunicado. Se trata del secuestro masivo más grande perpetrado por Boko Haram desde el realizado en Chibok en 2014, cuando los extremistas islámicos apresaron a 270 estudiantes. El secuestro de Chibok causó indignación mundial y se extendió en redes sociales bajo la campaña "Bring Back Our Girls" ("Trae de regreso a nuestras chicas"), en la que personalidades de la política y el espectáculo mundial intentaron convencer a los integrantes de Boko Haram de liberar a las estudiantes. El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, catalogó la desaparición de las 110 niñas como un "desastre nacional". Según los reportes del ataque ocurrido el pasado lunes, los terroristas ingresaron a la ciudad de Dapchi en varios vehículos y procedieron a asediar la escuela, obligando a cientos de estudiantes a escapar por los alrededores. Testigos aseguran que los supuestos miembros de Boko Haram se encontraban en las afueras de la ciudad y habrían utilizado uniformes similares a los del ejército para ganar la confianza de las niñas que escapaban del ataque. Y ya se sabe para qué utilizan los terroristas a estas niñas: para convertirlas en sus esclavas sexuales. José Ángel Gutiérrez [email protected]