• Las primeras, celebradas en agosto, fueron anuladas por el Tribunal Supremo.
  • Y en esta segunda convocatoria, la participación ha bajado hasta el 34,5%, desde el 78%, debido al boicot del principal opositor, Raila Odinga.
  • Todo ello ha generado mucha tensión durante las últimas fechas en el país, hasta el punto de que, en los últimos días, en los enfrentamientos con la policía, más de 40 personas han perdido la vida.
  • Uno de ellos, un sacerdote que había pedido al gobierno que dejase de asesinar a los Luo, la etnia del opositor Odinga.
En Kenia, el Comité Electoral de Kenia (IEBC) ha confirmado que la participación en las segundas elecciones presidenciales, que se celebraron el jueves 26, ha sido del 34,5%. Un porcentaje notablemente inferior al registrado durante los primeros comicios celebrados el pasado 8 de agosto -posteriormente anulados por el Tribunal Supremo-, en los que la participación superó el 78%, informa El Periódico. Y encima ha habido seis muertos por la represión policial de las protestas contra la repetición de las elecciones presidenciales. El Comité Electoral dispone de siete días para publicar los resultados. Y todo apunta a que el vencedor de estos segundos comicios será el presidente del Gobierno y líder de la coalición Unión Africana de Kenya (KANU), Uhuru Kennyata. En las anteriores elecciones, Kennyata obtuvo una victoria con el 54% de los votos. Pero tras unas protestas en contra de estos resultados en las que murieron 24 personas, el Tribunal Supremo determinó que la votación debía repetirse. El líder de la oposición, Ralia Odinga, sin embargo, decidió no presentarse y pidió a la Corte Suprema que aplazara las elecciones para asegurar un sistema con garantías en el recuento de los resultados. La Corte Suprema aplazó esta estimación, por falta de asistencia de los jueces que tenían que dictaminar la resolución. Así que Odinga pidió a sus seguidores que boicotearan la jornada y se quedaran en casa, porque denuncia irregularidades en el sistema de recuento del Comité Electoral. Todo ello ha generado tensión en las últimas fechas en el país, hasta el punto de que, en los últimos días, durante los enfrentamientos con la policía, más de 40 personas han perdido la vida. La controversia política también ha adquirido una dimensión étnica que recuerda los graves incidentes que estallaron hace unos 10 años después de las controvertidas elecciones presidenciales de diciembre de 2007 que provocaron miles de muertes y millones de desplazados internos. En ese contexto, un sacerdote keniano fue asesinado. Se trata del p. Evans Juma Oduor, que fue encontrado inconsciente la noche del domingo 22 de octubre cerca de una plantación de caña de azúcar en los alrededores del Chiga Market Center en Muhoroni, a 30 km del convento de Nyabondo. Su automóvil quemado fue encontrado a cinco kilómetros de donde estaba el sacerdote, informa Fides. El p. Evans fue trasladado de inmediato al hospital porque tenía heridas en la cabeza, murió unas horas más tarde sin haber retomado conciencia. Según la prensa local, hace dos semanas el p. Evans había lanzado un llamamiento público al gobierno para que dejase de asesinar a los Luo, la etnia de Raila Odinga, el principal contrincante del Presidente saliente Uhuru Kenyatta. José Ángel Gutiérrez [email protected]