• Un especulador norteamericano en una empresa de seguridad y tecnología.
  • ¿Cómo se iban a poner a la entrada de CVC en Gas Natural?
  • ¿Cómo se van a oponer a la venta de Abertis a Atlantia?
  • Y de paso, Abril-Martorell, a pesar de su mala gestión, se afianza en el cargo.

Si cada país tiene el gobierno que se merece, España es un país en decadencia acelerada. La decisión del Gobierno de Rajoy en el Consejo de Ministros celebrado este viernes en el Palacio de La Moncloa, y presidido por la vice Soraya Sáenz de Santamaría, ha permitido al fondo Fidelity comprar el 20% de Indra, una empresa de seguridad y tecnología, básica para el Ministerio de Defensa (vea aquí la referencia del Consejo de Ministros). Feliz debe estar el presidente, Fernando Abril-Martorell (en la imagen), un hombre proveniente de la banca de inversión, que se afianza así en el cargo a pesar de su pésima gestión. Pero en cualquier caso, este Gobierno decadente, el de Mariano Rajoy, deja a sus empresas estratégicas en manos de fondos especuladores y cortoplacistas, que no pensarán mucho en las necesidades de la Defensa española. Así, ¿cómo se iban a oponer a la entrada de CVC en Gas Natural? ¿Cómo se van a oponer a la venta de Abertis a Atlantia? Un Gobierno decadente para un país decadente. Y luego nos quejamos. Eulogio López [email protected]