• Será una de las dos empresas privadas que participará por primera vez en una subasta energética.
  • Con una oferta de compra del 9,5% de la realizada por el Suministrador de Servicios Básicos de la CFE.
  • Tras la reforma energética del país, fue una de las pioneras en operar como generador y como suministrador.
  • Ahora está construyendo diez plantas de generación eléctrica, con lo que elevará su capacidad a más de 10.000 MW.
  • Y en Brasil, la fusión de sus dos filiales (Neoenergia y Elektro) la convertira en la mayor eléctrica del país y de Hispanoamérica.
Tras los flojos resultados del primer semestre, Iberdrola no pierde el tren en sus mercados prioritarios (EEUU, México y Brasil) para seguir creciendo. Y de hecho, ahora se estrena como comprador de energía en México. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán (en la imagen) será una de las dos empresas privadas que participará por primera vez en una subasta energética como comprador, papel que hasta ahora sólo tenía la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Y lo hará con una oferta de compra del 9,5% de la realizada por el Suministrador de Servicios Básicos de la CFE. En concreto: potencia por 122,17 megavatios (MW), energía por 526,136 megavatios hora (MWh) e igual cantidad de Certificados de Energía Limpia (CEL). Parece que a Iberdrola se le da bien lo de ser pionera, pues tras la reforma energética en el país azteca, fue una de las primeras empresas en operar como generador y como suministrador cualificado. Ahora está construyendo diez plantas de generación eléctrica (ciclo combinado, cogeneración y renovables) con las que elevará su capacidad desde los 6.000 MW a los 10.000 MW en el año 2020. Y a estas buenas noticias en México, hay que sumar otras que tienen como escenario Brasil. Allí, la fusión de sus dos filiales (Neoenergia y Elektro) la convertirá en la mayor eléctrica del país y también de Hispanoamérica, y además, teniendo el control (52,4%) de la compañía resultante. Cristina Martín [email protected]