• Rajoy sabe que el sabotaje contra el 155 provocará el enfrentamiento civil.
  • Y teme que esa tensión violenta se extienda a toda España.
  • ¿Resistencia pacífica? Eso no existe.
  • Pero ojo: cuando la imposición -necesaria- sustituye al diálogo hay que actuar con celeridad.
  • No hay tiempo para judicializar la intervención de la Generalidad.
  • La impunidad y el terrorismo (en ambos, el violento se esconden tras la masa social) constituyen la guerra civil del siglo XXI.
  • Y lo que no sabe Rajoy es la causa del problema: la descristianización de Cataluña y de toda España…
  • A la que él mismo, y el conjunto de la derecha española, tanto ha contribuido.
  • La solución es larga: se trata de re-cristianizar España.
Porque ya hemos dicho que ahora viene lo peor: la aplicación del artículo 155 y todo el sabotaje que van a poner en marcha los separatistas. Rajoy sabe que el sabotaje de los independentistas a la aplicación del artículo 155 va a generar violencia. Y acuérdense de las exageraciones independentistas sobre la actuación policial del 1 de octubre una actuación que ellos mismos provocaron. ¿Hay alguien que pueda creerse lo de la resistencia pacífica? Ese pacifismo del CUP, de ERC y PDCAT será lo que más y mayor violencia provoque. Un tercio de la población de Cataluña ha enloquecido y Madrid no ha sabido responder en el pasado reciente. Aunque es verdad que ahora mismo no puede responder de otra manera a como lo está haciendo: Destitución del Gobierno Puigdemont (y encarcelamiento posterior) y convocatoria de elecciones. No hay tiempo para judicializar el asunto porque la judicialización implica lentitud. Cuando la imposición sustituye al diálogo hay que actuar con celeridad y firmeza. Y el peligro: Rajoy el gélido (no lo ha sabido hasta ahora pero tras la sesión del viernes en el parlamento se ha caído del guindo) empieza a reparar  que la violencia latente en Cataluña, de la mano de la resistencia pacífica, oh sí, se extienda a toda España y degenere en enfrentamiento civil. ¿Una guerra civil en España es posible? Sí, al modo del siglo XXI. Por ejemplo, la impunidad y el terrorismo (en ambos el violento se esconde tras la masa) constituyen la guerra civil del siglo XXI. Y lo que no sabe Rajoy es la causa del problema: la descristianización de Cataluña y de toda España… a la que él, y el conjunto de la derecha española, tanto ha contribuido. La solución es ésta: se trata de re-cristianizar a los españoles y a los catalanes porque la identidad de unos y otros radica en la cruz. Un cínico diría que entonces la solución al problema va para largo. Lo más irritante de los cínicos es que suelen tener razón en sus predicciones, que no en sus intenciones, ni en sus soluciones. ¿O no?, que diría don Mariano. Eulogio López [email protected]