• El cuasi monopolio funciona. Los ingresos se disparan un 34% en el tercer trimestre, hasta los 37.600 millones de euros.
  • Prima el  tamaño sobre rentabilidad: el beneficio neto sólo sube un 1,5%, hasta los 220 millones.
  • Y la cosa no ha variado durante los nueve primeros meses: las ventas se disparan ( 27%) y el beneficio cae (-27%), por mayores costes.
  • Y es que hay que preparar la campaña de Navidad… Bezos ya se frota las manos.
Amazon, como muestran sus últimos resultados, sigue siendo el gigante del comercio electrónico y su gran monopolizador, pues ya saca tajada de la compra de Whole Foods. Así, se confirma, una vez más, que también es el depredador del pequeño comercio y también de la compra tradicional -hay menos paseos al súper-. Los ingresos se han disparado un 34% en el tercer trimestre, hasta unos 37.600 millones de euros. Todo ello, a pesar de que Amazon compró la cadena de supermercados estadounidense el pasado agosto por unos 11.600 millones. Además, ha primado el tamaño sobre la rentabilidad, pues el beneficio neto sólo ha subido un 1,5%, situándose en unos 220 millones. Y dicha tendencia no ha variado si se echa un vistazo a las cifras de los nueve primeros meses. En concreto, las ventas se han disparado ( 27%), hasta casi 101.000 millones, y el beneficio ha caído (-27%), quedándose en poco más de 1.000 millones debido a los mayores costes (unos 100.000 millones, un 30% más). Y es que hay que preparar la campaña de Navidad… El fundador de Amazon, Jeff Bezos (en la imagen) ya se frota las manos. Cristina Martín [email protected]