Y da una colleja a los pretendeientes: añade que para su partido "lo fundamental no es la unidad de siglas, sino la unidad popular"El eurodiputado de 'Podemos' Pablo Iglesias ha sorprendido hoy miércoles a propios y extraños -nótese la ironía- al afirmar que está dispuesto a asumir formalmente la dirección de su partido si se lo piden: "Si los compañeros estiman que me toca asumir una responsabilidad de dirección lo asumiré". Al parecer, nadie se había dado cuenta del protagonismo que busca.

Y más: sobre la posibilidad de pactos o fusiones con otras fuerzas políticas, Iglesias ha subrayado que para su partido "lo fundamental no es la unidad de siglas, sino la unidad popular". Lenguaje que ostenta un cierto tufo marxista, por si no lo habían notado..., máxime cuando se lo están pidiendo dedes la izquierda fragmentada.

Andrés Velázquez
[email protected]