• Se vuelven a producir las propuestas de veto de los republicanos Izquierda Plural, ERC e ICV: critican que no se dé la voz al pueblo.  
  • PP, PSOE, UPyD, Foro Asturias y UPN votan a favor, pero CiU y PNV se abstienen.
  • IU, en su línea, invita al "ciudadano Juan Carlos" a declarar su patrimonio como "un acto de transparencia" y que se olvide el aforamiento.
  • ERC, faltaría más, se refiere a que del "nuevo Borbón no cabe esperar una actitud distinta hacia Cataluña".
  • Saura (ICV) aprovecha para meter en el mismo saco la necesaria revisión del Concordato de la Iglesia.

Este martes el Senado ha imitado lo que hizo el Congreso el pasado miércoles, es decir, ha calcado la 'cantinela' de la Cámara Alta, pues los republicanos han lanzado su tradicional soflama y otros han optado por sus reivindicaciones territoriales, pero la inmensa mayoría ha dado su sí a la Ley de Abdicación del Rey Juan Carlos. Sólo que en esta ocasión no había tantos representantes del Gobierno presentes, sino sólo tres ministros.

De esta manera, con la aprobación de la Cámara Baja, esta norma tiene el visto bueno de las Cortes Generales y será sancionada por don Juan Carlos en la tarde del miércoles, último trámite previo a la proclamación del nuevo Rey, Felipe VI, del próximo jueves.

En esta ocasión la votación ha sido electrónica y no en voz alta, como sucedió en el Congreso, pero el comportamiento de los partidos políticos ha sido similar. Sólo Izquierda Plural, ERC e ICV han presentado propuestas de veto al proyecto de ley, ya que han criticado que no se dé la voz al pueblo para que decida, por lo tanto los republicanos han dado su no. Por su parte PP, PSOE, UPyD, Foro Asturias y UPN han votado a favor, mientras que CiU y PNV se han abstenido.

José Manuel Mariscal (IU) ha invitado al "ciudadano Juan Carlos" a declarar su patrimonio como "un acto de transparencia" y que se olvide el debate del aforamiento.

Por su parte, Ester Capella (ERC) ha referido que del "nuevo Borbón no cabe esperar una actitud distinta hacia Cataluña", pero que el 9 de noviembre esta autonomía decidirá su futuro. La senadora ha reclamado que en el siglo XXI "la condición de representante político nace de la soberanía del pueblo", algo que no sucederá con Felipe VI. Así que, en su opinión, "el proceso sigue siendo decidido por los mismos".

Mientras que Joan Saura (ICV) ha aprovechado para meter en el mismo saco la necesaria revisión del Concordato de la Iglesia, ¿a cuento de qué esta reclamación Parece que no entendió bien que sólo se debatía la Ley de Abdicación.

El representante de Amaiur refirió la Transición como "una de las mayores estafas" y la Ley de Abdicación como un "movimiento precipitado para que las cosas sigan igual". Además criticó que llevan 40 años de "todo para el pueblo, pero sin el pueblo" y "hurtando a la sociedad su derecho a decidir". Desde Coalición Canaria (CC), ven una oportunidad para hacer las cosas de otra manera y piden una reforma de la Constitución, pues "no hay diálogo entre el Estado y las comunidades autónomas".

Barreiro (PP) se ha ganado clamorosos aplausos en la Cámara Baja al referir el compromiso de su partido con el pacto constitucional en este "momento histórico" y recordó a las formaciones presentes que se debatía sobre el ejercicio legítimo del Rey Juan Carlos a abdicar y no acerca de monarquía o república. Martínez Oblanca (Foro Asturias) ha referido afecto hacia don Juan Carlos y gratitud a la reina Doña Sofía.

CiU y PNV se han abstenido. Bildarratz (PNV) ha criticado la injusta supremacía masculina de la monarquía de nuestro país y su lejanía con la sociedad, mientras que desde CiU han lamentado su exclusión del pacto constitucional PP-PSOE, al igual que sucedió en 2011, pero reclaman al nuevo Rey sensibilidad hacia Cataluña.

Cristina Martín

[email protected]